Pasó varias horas tomando el Sol y se encontró con un agujero en la cabeza

Pasó varias horas tomando el Sol y se encontró con un agujero en la cabeza

Este extraño suceso le ocurrió a un chico de Texas, que decidió salir a la calle con la cabeza recién afeitada y sin protección solar.

Ciencia Nieves Juanas Nieves Juanas 17 Diciembre 2017 18:55

Ya seas de playa o piscina, todos nos hemos pasado tomando el sol alguna vez y conocemos las doloras consecuencias que tiene estar demasiado tiempo bajo el astro rey sin la debida protección: nos podemos quemar.

Más allá de la típica piel de gamba, estas heridas pueden generar todo tipo de lesiones y algunas que nunca se nos hubieran pasado por la cabeza. Hace unos días, Cade Huckabay, publicó en su cuenta de Twitter unas imágenes que revolucionaron la red. En ellas pueden verse un extraño agujero en su frente.

La peculiar consecuencia que sufrió por pasar demasiadas horas al sol "La peculiar consecuencia que sufrió por pasar demasiadas horas al sol"

Las quemaduras solares son el resultado de la sobreexposición de la piel a las radiaciones ultravioletas del sol. Las principales responsables de estas lesiones son las UVA y las UVB. Las primeras provocan el envejecimiento prematuro de la piel y las segundas, las quemaduras que todos conocemos.

Una de las consecuencias menos conocidas de pasar demasiado tiempo tomando el Sol, son los daños que se generan en nuestro ADN. Así es, estas radiaciones van más allá de unas rojeces en la dermis. Pueden llegar hasta nuestras células dando lugar a su inflamación y posterior muerte. En el caso de Cade Huckabay, la inflamación de los vasos sanguíneos fue tal que la piel perdió su elasticidad y se hundió, formando una especie de agujero en su frente que se mantuvo ahí durante media hora y unos dolores que le duraron una semana.

El sol puede dañarnos en cualquier actividad diaria

El Sol no sólo afecta cuando nos exponemos directamente en la playa o piscina "El Sol no sólo afecta cuando nos exponemos directamente en la playa o piscina"

El caso de este texano es extremo y ha sorprendido hasta los médicos más especializados en este tipo de heridas, sin embargo, tiene una explicación sencilla. Huckabay decidió salir a la calle con la cabeza recién afeitada y sin ninguna protección solar.

La piel que normalmente se encontraba protegida por el pelo, quedó totalmente expuesta a la luz solar, mostrando una mayor sensibilidad que la piel de las otras zonas del cuerpo más acostumbradas a este tipo de impacto.

No cabe duda que, con el uso de una buena crema protectora, Huckabay se podría haber ahorrado este problema que va más allá de lo estético. Recordemos que este tipo de radiaciones son extremadamente peligrosas y que aumentan las posibilidades de contraer cáncer de piel en el futuro. Por lo que recuerda llevar siempre el debido protector solar si vas a realizar cualquier actividad al aire libre.

Comentarios