Buscar
Usuario

Vida

TOC: ¿Qué es y cómo puedo saber si lo sufro? ¿Tiene tratamiento?

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es según la OMS una de las 20 enfermedades más incapacitantes.

TOC: ¿Qué es y cómo puedo saber si lo sufro? ¿Tiene tratamiento? TOC: ¿Qué es y cómo puedo saber si lo sufro? ¿Tiene tratamiento?

Foto: .

Lavarse las manos tras tocar la mesa para prevenir una infección o tocar madera tres veces para evitar una desgracia pueden llegar a ser medidas ilógicas, pero para quienes sufren de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es algo más que necesario para batallar día a día.

Según la Organización Mundial de la Salud, el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es una de las 20 enfermedades más incapacitantes. Pero, ¿en qué consiste este trastorno? Los pacientes diagnosticados tienen la necesidad irrefrenable de querer controlar su realidad.

Realizan ciertas acciones o pensamientos con el fin de reafirmar que tienen el control de lo que les puede suceder o les ha pasado ya. Lo complicado de este trastorno, es que la compulsión no acaba con la idea obsesiva y el miedo, solo los alimenta más.

Cómo tratar el TOC

Hay varios tipos de tratamientos que ayudan a controlar los síntomas para que no dominen la vida diaria del paciente, además de los medicamentos.

Por una parte la terapia – cognitivo conductual, en la que se expone al paciente progresivamente a un objetivo temido o a una obsesión con el fin de que compruebe que lo que tanto teme quizá no llegue nunca.

Por otra, la terapia breve estratégica en la que el terapeuta prescribe al paciente una serie de acciones o pensamientos ritualizados que tienen como fin anular posibles rituales compulsivos.

Aquí se abren dos situaciones a "elección" del paciente: puede realizar su ritual compulsivo, por ejemplo lavarse las manos. Pero si lo hace una vez deberá realizarlo el número de veces prescritas por el profesional. Es decir, si ha prescrito hacerlo 5 veces, una vez se lava las manos una vez, deberá hacerlo 5. De esta manera, los pacientes se cansan de su propio ritual y les acaba produciendo rechazo. Lo que antes les provocaba alivio, ahora les provoca hastío. Es precisamente cuando la mente del paciente empieza a cuestionarse sobre la efectividad de sus compulsiones.

En cuanto al tema de medicamentos, lo más común es que se prueben primero los antidepresivos para ayudar a controlar las obsesiones y compulsiones.

Artículos recomendados

Comentarios