Buscar
Usuario

Vida

Lanzan camisetas con la esvástica para que la consideremos "un símbolo de amor y vida"

La marca quiere que la sociedad vincule la esvástica con palabras como "amor", "zen" o "paz".

Vender la esvástica como un símbolo de amor y paz. Esa es la propuesta con la que la compañía KA Designs ha lanzado una línea de camisetas con la evástica como protagonista y que, como no podría ser de otra forma, han generado un fuerte revuelo en redes sociales.

La compañía ha lanzado un vídeo en redes sociales y ha asegurado que esta polémica iniciativa nace con la finalidad de recuperar el significado que tenía la esvástica antes de la creación del nazismo. Es decir, otorgar a este símbolo un significado de paz, amor y respeto, justo lo contrario a lo que actualmente lo vinculamos.

Como se puede evidenciar, la colección se compone de prendas como camisetas o sudaderas que contienen palabras como "zen", "amor" o "paz", junto a la esvástica nazi.

El mensaje del vídeo no deja lugar a sus intenciones: "Esto es una esvástica. Tiene 5.000 años. Es un simbolo de paz. Es un símbolo de amor. Es un símbolo de suerte. "Es un símbolo de vida".

La compañía, eso sí, reniega de la ideología nazi en todo momento: "La Alemania Nazi reclamó el símbolo como suyo y terminó convirtiéndolo en uno de odio, miedo, guerra, racismo, poder, etc...".

En este caso no mienten: la esvástica tiene al menos 7.000 años de antigüedad, y los primeros rastros de este símbolo se han localizado en una zona cercana a Susa, perteneciente actualmente a Irán. Sin embargo, la barbarie nazi se lo apropió y ahora es imposible ver el símbolo sin remitirnos a una masacre que dejó más de seis millones de personas asesinadas.

Las camisetas de la polémica "Las camisetas de la polémica"

Además, pretender mezclar a la esvástica con palabras como 'respeto', 'paz' o 'zen' no parece lo más apropiado a estas alturas, cuando todos los actores implicados pretenden que la memoria del nazismo no se olvide para que la historia no repita este tipo de actuaciones.

Otro de los puntos polémicos ha llegado cuando un periodista ha preguntado a los responsables de la compañía qué sentirían en el caso de que algún neonazi llevase un producto de su firma: "No nos importa quién compra las camisetas". Una respuesta que no ha gustado nada.

Como no podía ser de otra forma, las redes se han mostrado completamente indignadas con esa campaña: uno de ellos ha sido el activista israelí Arsen Ostrovsky, que ha tachado las camisetas de "obscenas y asquerosas". Por su parte, el Centro Simon Wiesenthal y el Memorial de Auschwitz, le han recordado a Teespring, el sitio a través del que KA Designs promocionó sus diseños, otros "ofensivos" modelos que se encuentran en su página:

Por su parte, la compañía ha salido en defensa de la web que promocionaba sus diseños a través de una publicación de Facebook que, misteriosamente, ya han borrado.

Teniendo en cuenta que algunas webs neonazis como Daily Stormer (un sitio que llama a los gays "sidosos"), han apoyado la línea de camisetas y a la empresa que lo ha lanzado, parece muy difícil que todo quede en nada.

Por todo ello, la compañía se ha visto finalmente obligada a eliminar la colección. Un lanzamiento que, en realidad, ha contribuido a dar a conocer la marca fuera de sus fronteras. Quizás sea, según algunos expertos, el motivo por el que las lanzaron.

Artículos recomendados

Comentarios