Buscar
Usuario

Política

Guerra en el PP: Teodoro García Egea se mueve para apartar a Cayetana Álvarez de Toledo

Cayetana Álvarez de Toledo está cada vez más sola dentro del PP: la acusan de ir por libre, echar pulsos internos e intentar eclipsar a Pablo Casado.

Guerra en el PP: Teodoro García Egea se mueve para apartar a Cayetana Álvarez de Toledo

Llueve sobre mojado en cuanto a Cayetana Álvarez de Toledo dentro del PP. Su último comentario a Pablo Iglesias, al que acusó de "ser hijo de un terrorista" por militar en el FRAP hace 50 años, en plena dictadura y repartiendo únicamente carteles, ha traído cola.

Dentro del PP se piensa que Cayetana va por libre, que tiene intención de eclipsar a Casado (como cuando contraprogramó una entrevista de Casado asegurando que LaSexta "hace negocio erosionando la democracia") y que se salta como le viene en gana las directrices que se consensúan en las dirección del partido.

De hecho, cuando pronunció las polémicas declaraciones sobre Iglesias, lo hizo obviando que la línea de flotación debía ser el ministro del Interior a cuenta de las dimisiones en la Guardia Civil. La portavoz del PP hizo un gran favor al Gobierno, puesto que retiró toda la atención mediática sobre este asunto espinoso para llevarlo a una polémica que había generado ella.

No es casual que la portavoz del PP sea la única cara visible de un partido en el Congreso que no ha sido delegada en la Comisión para la Reconstrucción, a donde se ha enviado a Ana Pastor.

El malestar con la portavoz del PP es mayúsculo, cada vez está más sola en el partido y se dedica a echar pulsos contra sus críticos, en especial el secretario general Teodoro García Egea, sabiendo que ella cuenta con el respaldo de José María Aznar, el único que avaló su estrategia contra Iglesias en un artículo publicado por Faes.

Egea y los barones quieren tomar el control

Ambos se han distanciado hasta el punto de polarizar el partido "Ambos se han distanciado hasta el punto de polarizar el partido"

La posición de Teodoro García Ega es complicada, puesto que un secretario general debería encargarse a engrasar la maquinaria de un partido y no a levantar pulsos con díscolos.

Pero la situación ha derivado en una crisis interna. Egea está aliado actualmente con los principales barones moderados del partido, el andaluz Juanma Moreno y el gallego Alberto Núñez Feijóo.

Mientras todo esto sucede en el interior del PP, Pablo Casado permanece estático asistiendo al terremoto interno. Sabe que relegar a su portavoz abriría un cisma con Aznar, que por ahora le avala, pero que no tendría problema en exhibir la beligerancia que mostró contra Mariano Rajoy, que acumuló un sostén interno mucho más consistente que el de Casado.

Como siempre ha sucedido en el PP, las guerras son soterradas y fuera del foco mediático. El resultado de esta es imprevisible y puede ser determinante en la estrategia que aplicará el principal partido de la oposición, actualmente muy influido por José María Aznar.

Artículos recomendados

Comentarios