7 trucos para tener sexo en Navidad si tienes la casa llena

7 trucos para tener sexo en Navidad si tienes la casa llena

Navidad, familia que viaja para reencontrarse y casas llenas a rebosar... ¿Implica eso que nos olvidemos del sexo durante unas semanas? ¡No!.

Navidad, finales de diciembre, Nochevieja... ¡Son semanas para pasarlas acompañados de la familia! Y eso implica, necesariamente, que tu casa se llenará de una inmensa cantidad de gente. Tus abuelos, primos, tíos, todos esos familiares a los que no acostumbras a ver, ahora viajarán para reencontrarse. Y puede que eso haga que tu vida sexual desaparezca durante unas cuantas semanas... Porque anda que no es complicado poder tener relaciones normales cuando están todos en casa. Y seguro que no quieres que nadie te escuche, ¿verdad?

Pero no te preocupes, porque hoy te traemos una lista de consejos con los que podrás mantener relaciones (con tu pareja, o con quien te apetezca) sin levantar ningún tipo de sospecha. Eso sí: vigila siempre que todas las puertas estén cerradas, porque si no... ¡Podría acabar en tragedia navideña! 

1 Cuidado con las posturas escandalosas

Las posturas tradicionales son las más seguras "Las posturas tradicionales son las más seguras"

Lo primero que debes saber es que hay posturas con las que ser descubierto es mucho más fácil. Nada de improvisar o ponerse imaginativo, nada de crear mil y una posturas que impliquen más ruido de la cuenta o más exhibición de la que es necesaria. Opta por ir a lo sencillo, por hacer la cucharita y poco más. Puede que no sea la postura más excitante de todas, ¡pero mejor eso que nada!

2 No todo es el coito

El sexo oral es una buena opción para ser discretos "El sexo oral es una buena opción para ser discretos"

Aunque si lo tuyo no son las posturas más tradicionales, y prefieres no hacer nada a hacer eso, recuerda que no todo es la penetración. El sexo oral, sobre todo en posturas como el 69, hará que no puedas emitir muchos ruidos y te permitirá disfrutar plenamente. 

3 Elige el momento oportuno

Mejor las altas horas de la madrugada para tener sexo "Mejor las altas horas de la madrugada para tener sexo"

Nada de mantener relaciones a las seis de la tarde, con todo el bullicio del hogar, los niños jugando por las habitaciones y los adultos charlando en el salón. Esa es la peor decisión que puedas tomar. Opta por las altas horas de madrugada, cuando todo esté en silencio, cuando todos estén descansando. Porque ahí sí que te garantizarás la intimidad.

4 ¡Y mantén el silencio!

El silencio es primordial "El silencio es primordial"

Lo malo de esas horas de la madrugada es que, al no haber ningún tipo de ruido, cualquiera que tú hagas puede ser mucho más audible. Así que mantente en silencio todo lo que puedas; si necesitas morder algo, ya sabes, no lo dudes. ¡Pero no grites! Porque el desayuno puede volverse muy incómodo la mañana siguiente...

5 El silencio también implica a los colchones que crujen

Si tu colchón cruje, baja al suelo "Si tu colchón cruje, baja al suelo"

Puede que tu colchón, o tu somier, cruja más de la cuenta. En ese caso, te va a tocar buscar un sitio alternativo. Tira las mantas al suelo, o busca una alfombra acogedora, pero ni se te ocurra pensar que ese crujido no se escuchará, o que la gente no sabrá lo que este crujido significa. Porque lo harán, ¡y lo comentarán!

6 Sé previsor

Prepáralo todo antes del sexo "Prepáralo todo antes del sexo"

Es el momento idóneo para demostrar que puedes ser una persona previsora, y que puedes pensar con antelación en absolutamente todo lo que necesitas. Toallas, condones, geles lubricantes... Cualquier cosa que se te ocurra debe estar ya en la habitación. Nada de escapadas nocturnas al baño, porque podría haber encuentros bastante incómodos.

7 Y, si nada funciona... Abstinencia

La abstinencia, el último recurso "La abstinencia, el último recurso"

Lo peor que puede pasar es que estos consejos no te sean prácticos, o no se puedan aplicar. En ese caso, lo mejorque puedes hacer es optar por la abstinencia durante unos días. Te evitarás malos rollos, o posibles risas a tu costa. Aunque también puedes sugerirle a tus familiares que salgan a hacer algunas visitas en grupo, que vayan a conocer la ciudad, y aprovechar los momentos a solas. ¡Aunque continuarás corriendo el riesgo!

Comentarios