Tel Aviv será la sede de Eurovisión 2019

Tel Aviv será la sede de Eurovisión 2019

Así lo ha anunciado la UER a través de un vídeo en sus redes sociales.

Televisión Luis Mesa Luis Mesa 13 Septiembre 2018 12:46

Tras meses deshojando la margarita y más tarde que en años venideros, ya sabemos la ciudad que albergará el Festival de Eurovisión en 2019. En un ejercicio de cordura y sosiego entre la UER y la KAN, televisión pública israelí, las ansias de llevar el festival a Jerusalen por tercera vez se han quedado en agua de borrajas.

Finalmente Tel Aviv, capital cultural y financiera del estado hebreo será la ciudad encargada de albergar la sexuagésima cuarta edición del concurso. En un proceso en el que tanto estas dos ciudades como Haifa y Eiliat lucharon por ser sede, finalmente el International Convention Center de Tel Aviv será el recinto elegido, en unas fechas abarcadas del 14 al 18 de mayo

Tel Aviv será la sede de 'Eurovisión 2019' "Tel Aviv será la sede de 'Eurovisión 2019'"

En el comunicado emitido por el Supervisor Ejecutivo para Eurovisión, Jon Ola Sand, desde la organización se ha agradecido "el gran esfuerzo" de las cuatro ciudades candidatas, aunque se confía "en una nueva ciudad para la marca para hacer el mejor Festival de Eurovisión de todos los tiempos".

Si bien la semana pasada la prensa israelí ya confirmaba sede y fechas del evento, pronto la UER desmentía todo, a sabiendas de que la sede sí era correcta pero las fechas no. De cara a 2019, la UER prácticamente calca las fechas del año pasado en Lisboa, quedando el evento una semana después casi del celebrado en tierras lusas. De esta manera, la primera semifinal tendrá lugar el 14 de mayo (martes), la segunda el 16 de mayo (jueves) y la final el 18 de mayo (sábado).

Que la final sea en sábado ha dejado mucha controversia entre la comunidad judía en Israel al ser considerado el día shabat, día sagrado. Con todo, la envergadura del evento ha conseguido que se llegue a un acuerdo en un festival al que habrá que seguir desde ya de cerca para conocer sus primeras entradas a la venta. 

Tras meses de posibles boicots, rumores de cambio de sede e inestabilidad de la televisión israelí, finalmente el agua ha llegado a su cauce. Algo más tarde que otros años, pero se puede decir en voz alta: ¡Shalom Tel Aviv!

Comentarios