Buscar
Usuario

Vida

La tauromaquia pierde adeptos: 860.000 espectadores menos en ocho años

Las corridas de toros bajan, hay menos espectadores y se crían menos toros de lidia. Sin embargo, aumentan las escuelas y los profesionales del toreo.

Pablo Iglesias ya propuso en octubre de 2018 un referéndum para preguntar a la ciudadanía si quería abolir la tauromaquia. Aunque, de momento, este tema no ha llegado a nada en los debates políticos, lo cierto es que el toreo pierde cada vez más adeptos.

Ya sea por la brutalidad que supone este festejo o el aumento del rechazo social, el Anuario de Estadísticas Culturales de 2018 publicado por el Ministerio de Cultura muestra las pérdidas del toreo: desde 2013 los espectáculos taurinos han bajado un 16,4%.

De 1.858 exhibiciones realizadas a 1.553 en tan sólo cuatro años en todas sus vertientes: corridas de toros (de 428 a 387); rejones, novilladas y festivales (de 1.214 a 1.014); y becerradas (de 373 a 269).

Esta bajada se puede deber, por ejemplo, al aumento de los requisitos de seguridad y servicios de emergencia que suponen unas limitaciones para las corridas de toros en los municipios más pequeños y las plazas de toros portátiles que no tienen tantos medios para afrontar estos gastos.

Caen los espectadores

Los toros de lidia son los especímenes más bravos para torear "Los toros de lidia son los especímenes más bravos para torear"

Los datos de las personas que acuden en persona a las plazas tampoco son alentadores: casi 860.000 personas han dejado de ir a la, llamada por algunos sectores conservadores, "fiesta nacional" entre 2007 y 2015, una quinta parte de los espectadores. En el último trienio analizado por el Anuario, de 2014 a 2015, se cuentan un total de 3.62 millones de espectadores que se personan en las corridas de toros y demás tipos de toreo.

La venta de entradas, sin embargo, son 2,7 millones para corridas, novilladas o rejoneos, mientras que para "otro tipo de espectáculo" son 2,2 millones, por lo que se presupone que, de estos 3,62 millones de asistentes son asiduos y suelen repetir.

En cuanto a edades y estudios los datos tienen altibajos. Mientras que en 2006-2007 un 11,5% de los hombres asistía a los toros, las mujeres que eran espectadoras suponían sólo un 8,2% del total de la población. En 2014-2015 el porcentaje de hombres subió a un 12,1%, pero el de mujeres bajó a 7%.

La personas con una educación secundaria o inferior ha subido de un 9,4% a un 9,6% en nueve años; los que tienen estudios superiores, sin embargo, han descendido drásticamente, de 10,8% a 9,2%.

Y en cuanto a edades la cosa sorprende, pues un 9% (2006) de los mayores de 55 han pasado a ser un 8,6% (2015); los más jóvenes, de 15 a 24 años, han subido de 9,6% a 10,4%.

Sin duda, como en la mayoría de industrias, los festejos retransmitidos se imponen a los asistentes en las plazas, ya sea por la posibilidad de reunir a más espectadores o por la comodidad del hogar. Frente a los 3,62 millones de asistentes a todos los tipos de toreo en 2014-2015, las televisiones reunieron a 6,77 millones y los toros a través de internet los vieron otro medio millón.

Como consecuencia, o causa, según se mire, también se han reducido las empresas de crianza de toros de lidia, los especímenes más bravos para las corridas: el número de ganaderías de este tipo han pasado en cuatro años de ser 1.341 a 1.329.

Aumento de profesionales taurinos

Los profesionales taurinos es lo que más crece "Los profesionales taurinos es lo que más crece"

Estos datos contrastan con el aumento de escuelas taurinas, que pasaron de 43 en 2013 a 58 en 2017. Las comunidades que más centros educativos de este tipo disponen son Andalucía (26), Castilla La Mancha (11) y Madrid (6); mientras que no existe ninguna en Asturias, Baleares, Canarias, Navarra, Euskadi y La Rioja.

El crecimiento de profesionales taurinos inscritos en los registros oficiales también han subido en estos cuatro años: de 9.784 a 10.959, la mayoría de ellos mozos de espadas (627 personas), novilleros (303) y banderilleros (126).

Artículos recomendados

Comentarios