El caso del ministro Soria y el Banco Mundial, una polémica con muchos precedentes

El caso del ministro Soria y el Banco Mundial, una polémica con muchos precedentes

La convocatoria del puesto en el Banco Mundial tuvo una serie de irregularidades, lo que hace pensar que tal vez Soria la había ganado desde el principio. Sin embargo, no es el primer alto cargo que levanta una gran polémica por no abandonar su puesto. O por hacerlo demasiado pronto.

Política Lola L. Muñoz Lola L. Muñoz 09 Septiembre 2016 09:15

El martes pasado el exministro de industria, José Manuel Soria, decidió rechazar el cargo de director ejecutivo en el Banco Mundial al que optaba propuesto por el Gobierno español. Con las elecciones vascas y gallegas a la vuelta de la esquina y sin que haya una salida clara a la imposibilidad de formar Gobierno, el Partido Popular no se podía permitir otro gran escándalo, máxime cuando en breve comenzarán a desarrollarse los juicios por los distintos casos de corrupción que asolan al partido.

Un puesto reservado para el exministro

José Manuel Soria en un acto del Partido Popular "José Manuel Soria en un acto del Partido Popular"

Este puesto directivo en el Banco Mundial se comparte con México y Venezuela, y supone la representación en la institución de estos dos países, además de cinco estados centroamericanos: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. El puesto al que aspiraba Soria se alargaría desde el 1 de noviembre hasta el 31 de octubre de 2018, a razón de 252.720 euros anuales libres de impuestos.

Precisamente porque la incorporación se realiza en noviembre, la plaza se suele convocar a principios del enero anterior, de forma que el fallo se realice en marzo o abril. Así, la persona seleccionada tendría tiempo de organizarse para mudarse a Washington, donde está la sede del Banco Mundial.

Según informa El Confidencial, la plaza de director ejecutivo del Banco Mundial se convocó a principios de este año, pero nunca llegó a fallarse en primavera. Y es que en abril El Confidencial y La Sexta, en colaboración con el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación, sacaron a la luz los conocidos como Papeles de Panamá, que mostraron a decenas de personajes públicos que se habían ahorrado el pago de impuestos a través de un paraíso fiscal.

La sede del Banco Mundial, en Washington "La sede del Banco Mundial, en Washington"

Por esto, Soria renunció el 15 de abril a su puesto como Ministro de Industria y de las seis plazas de alto nivel en el exterior que se convocaron en enero -entre ellas la de director ejecutivo del Banco Mundial- únicamente se fallaron dos.

El Ministerio de Economía informó a los candidatos, según lo publicado por El Confidencial, de que el proceso de designación de esa plaza se paralizaba, debido a la posibilidad de que llegase un Ejecutivo distinto tras las elecciones. A pesar de que La Sexta informó de que ese cargo estaba siendo reservado para Soria, el Ministro Luis de Guindos lo desmintió.

Dos días después de las elecciones generales, el 28 de junio, el Ministerio de Economía volvió a convocar la plaza, que finalmente se falló a favor de Soria.

Otros altos cargos que arrastran una gran controversia

A pesar de que José Manuel Soria no ha sido imputado ni juzgado por ningún caso de corrupción, lo cierto es que la elección de este candidato para un alto cargo en el Banco Mundial ha sido objeto de un gran debate. En el código ético del Banco Mundial se especifica que los miembros de la organización deben ser un buen ejemplo y gozar de transparencia económica, tal y como informa El País. Algo que podría contrastar con la vinculación de Soria con sociedades registradas en paraísos fiscales.

Sin embargo, esta no sería la primera vez que una gran institución tiene entre sus altos cargos a personas cuyo comportamiento podría ser más que cuestionable.

Christine Lagarde, actual directora gerente del FMI "Christine Lagarde, actual directora gerente del FMI"

Este es el caso de la presidenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien será juzgada por el conocido como caso Tapie. Este mediático caso comenzó en 2008, cuando el empresario Bernard Tapie recibió, de forma un tanto arbitraria, 404 millones de euros del erario público gracias a Sarkozy y a través de la, por aquel entonces, Ministra de Economía, Christine Lagarde.

Ya en 2014, cuando la actual presidenta del FMI fue imputada por este caso, se abrió el debate sobre si una persona imputada por corrupción era la mejor candidata a tan alto puesto. Sin embargo, las dudas las despejó la propia Lagarde cuando declaró que seguiría al frente de su puesto en el FMI.

Mucho más sonado fue el caso de su predecesor en el puesto, Dominique Strauss-Kahn, quien también fue presidente del FMI y Ministro de Economía en Francia. Strauss-Kahn fue acusado de una agresión sexual en un hotel de Nueva York a la camarera de piso que estaba limpiando su habitación. El por aquel entonces presidente del FMI golpeó a la mujer, a la que intentó violar y forzar a practicarle sexo oral. A pesar de que se declaró inocente, fue encontrado su semen en la ropa de la trabajadora, por lo que fue juzgado.

Por esto renunció a su cargo como presidente del FMI y a sus aspiraciones de participar en las primarias socialistas de 2011 para las elecciones presidenciales francesas de 2012.

Aun así, este no es el único escándalo que estalló en torno a su figura; Strauss-Kahn fue juzgado y absuelto del delito de proxenetismo agravado, por el que le podrían haber condenado a 10 años de cárcel y a una multa de 1,5 millones de euros.

Otro de los directores gerentes del Fondo Monetario Internacional que también trajo consigo una gran polémica fue Rodrigo Rato, quien está siendo juzgado por el caso de las Tarjetas Black.

Rodrigo Rato, director del FMI hasta 2007 "Rodrigo Rato, director del FMI hasta 2007"

Fruto de un gran esfuerzo por parte de la diplomacia española, Rodrigo Rato fue nombrado director gerente del Fondo Monetario Internacional, pero a los tres años decidió abandonar el cargo alegando motivos personales, si bien nunca llegó a explicar las razones por las que se fue. Unos años más tarde, además, el FMI publicó un informe en el que se afirmaba que Rato no supo anticipar la crisis, su ritmo ni su magnitud, y hacía una fuerte crítica a la gestión de la institución durante los años de su mandato. Aun así, tres años después de ocupar este puesto, el Gobierno español le premió con la dirección de Caja Madrid.

Con el rechazo de Soria del puesto en el Banco Mundial se han aplacado un poco las voces de indignación contra el Gobierno en funciones. Sin embargo,mientras los altos cargos se sigan otorgando con el tan conocido criterio del dedazo, lamentablemente el caso de Soria no será el último que aparezca en los periódicos.

Comentarios