Buscar
Usuario

Política

Berlusconi, ante los hinchas de su equipo, el AC Monza: "Me tengo que ir de putas"

El expresidente del AC Milán ha estado involucrado en varios escándalos, como el de una menor a la que sobornó con dinero a cambio de sexo en 2013.

Berlusconi, ante los hinchas de su equipo, el AC Monza: "Me tengo que ir de putas"

El expresidente italiano Silvio Berlusconi ha vuelto a la polémica porque, con el objetivo de evitar a unos seguidores del AC Monza, equipo del que es propietario, les ha espetado que se tenía que "ir de putas".

Una salida de tono tras un partido celebrado en el país transalpino frente al Olbia Calcio 1905. El exCavaliere italiano dedicó estas palabras a unos hinchas del club tras el encuentro amistoso. El partido se enmarca en la Serie C, la tercera división italiana. 

Berlusconi, actual diputado en el Parlamento Europeo, no dejó en muy buen lugar su faceta más profesional y es que no quiso guardar las formas ante la cámara que estaba recogiendo las imágenes que posteriormente le delataron. No es la primera vez que le ocurre, ya que en el pasado también se le involucró con escándalos sexuales. Uno de los más sonados 'caso Ruby', que salió a la luz después de que el dirigente italiano mantuviera relaciones sexuales con Karima el Mahroug, una menor a la que sobornó en el año 2013. 

Tenía prisa

De la forma más distendida, el fundador y presidente de Mediaset quiso compartir su parecer con los aficionados del AC Monza y, también, dejar clara su posición frente al buen hacer de su plantilla, afirmando que serían capaces de ganar al AC Milán, equipo que presidió entre 1986 y 2017. El AC Monza ganó al Olbia Calcio 1905 con un cómodo 0-3 el pasado domingo 1 de diciembre, lo cual motivó su ascenso en la liga italiana. El equipo de Berlusconi se sitúa ahora 13 puntos por encima de la siguiente agrupación, habiendo ganado muchos enteros. 

Al parecer, simplemente bromeaba, pero los usuarios en redes sociales y los medios de comunicación no han tardado en hacerse eco de la noticia. Alguien grabó de más y cuando se despedía de los fans que lo esperaban tras la reja, sin medir sus palabras y por supuesto, la repercusión que podría llegar a tener, soltó por su boca lo que pretendía hacer a su salida del campo de juego después de que uno de los aficionados le pidiera 500 euros entre risas.

Artículos recomendados

Comentarios