Buscar
Usuario

Vida

Todo lo que debes saber sobre la sexualidad transorgásmica

Los expertos recomiendan que disfrutemos de la erótica que tiene el sexo y no nos hostiguemos si no llegamos al clímax.

Practicar sexo no sólo resulta placentero sino que también nos ayuda a conciliar el sueño y rebajar el estrés, refuerza el sistema inmunológico e incluso sirve para mantener nuestra piel joven. Vamos, que todo son ventajas. Incluso si estás pensando en que nunca llegas al orgasmo, también te va a resultar positivo. Encima el doble. 

Y es que el beneficio que trae consigo no llegar al orgasmo es real, ya que existe la sexualidad transorgásmica. Os preguntaréis de qué se trata... Pues tiene que ver con acabar el coito sin haber alcanzado el orgasmo,  desterrando la idea que en nuestra sociedad está implantada que dice que siempre que practiquemos sexo debemos llegar al orgasmo, si no es un fracaso. Por eso debemos dejar a un lado este pensamiento y centrarnos en disfrutar de la erótica del sexo en la que entran en juego las caricias, la masturbación o la estimulación de otras partes del cuerpo que no sean la vagina o el pene. 

El sexo transorgásmico se basa en la penetración pero da mucha importancia a otras fromas de estimular sexualmente a la pareja "El sexo transorgásmico se basa en la penetración pero da mucha importancia a otras fromas de estimular sexualmente a la pareja"

Controlar el orgasmo

Los expertos aseguran que si somos capaces de detener a tiempo el orgasmo o la búsqueda de este, podremos mantener el mismo entusiasmo y excitación que tenemos cuando se produce la eyaculación. Así parece ser que la meta del orgasmo podría ser en realidad el fin del placer y que olvidarnos de esto es en realidad lo que nos hará tener sexo realmente placentero, es decir, lo mejor sería lo que antes mencionábamos: las caricias, la masturbación o los mordiscos. 

Además con el sexo transorgásmico, recordad que sí hay penetración, hay más beneficios. Puede ser a nivel individual, ya que mejora nuestra respiración, músculos y nos relaja y a nivel racional, según los expertos, conseguimos una conexión e intercambio emocional y energético con nuestra pareja que probablemente nunca habíamos logrado. 

Así que a partir de ahora no os frustreis si no conseguís el orgasmo y no digáis eso de "la próxima vez" sino atreveos a expriementar y a disfrutar de la erótica y del sexo transorgásmico.

Artículos recomendados

Comentarios