Buscar
Usuario

Política

Abascal amenaza con un 'otoño caliente' para expulsar al Gobierno de PSOE y Unidas Podemos

El líder de VOX se muestra convencido de un estallido social por la crisis económica que intentará rentabilizar a toda costa.

Abascal amenaza con un 'otoño caliente' para expulsar al Gobierno de PSOE y Unidas Podemos

El líder de VOX, Santiago Abascal, ha amenazado con un 'otoño caliente' en el que se pone un horizonte: desalojar del Palacio de La Moncloa a Pedro Sánchez y el Ejecutivo de coalición de PSOE y Unidas Podemos.

El estallido de ese clima de crispación, destaca Abascal, se encuentra en la moción de censura para la que tiende la mano al PP, que por el momento rechaza una medida que no aglutinará suficientes apoyos en la Cámara.

A juicio del líder de la extrema derecha, la situación económica y social de España empeorará significativamente en los próximos meses, un caldo de cultivo que espera rentabilizar electoralmente. Se trata de la misma estrategia que siguió Marine Le Pen con los chalecos amarillos y que llega después de lanzar un sindicato, con sede en el elitista barrio de Salamanca, con el que espera acercarse al votante obrero.

Precisamente, esta estrategia de voto obrero es la que recomienda Marion Maréchal, la nieta de Jean Marie Le Pen, que ha instalado en Madrid una sede del Instituto de Ciencias Sociales, Económicas y Políticas (ISSEP-Lyon). Se trata de un laboratorio de ideas en el que participan Kiko Méndez Monasterio y Gabriel Ariza, donde se busca aglutinar un pensamiento común para todos los movimientos del ramo en Europa, actualmente dispersos en Bruselas en tres grupos políticos diferentes.

Marion Maréchal intenta consensuar con VOX un discurso obrerista que permita captar una mayor base de votos y permita aglutinar a toda la ultraderecha europea en un solo grupo en Bruselas "Marion Maréchal intenta consensuar con VOX un discurso obrerista que permita captar una mayor base de votos y permita aglutinar a toda la ultraderecha europea en un solo grupo en Bruselas"

El objetivo de Marion Maréchal se encuentra en la batalla cultural, intentando vincular la defensa del colectivo LGTBI o la llegada de migrantes a una suerte de intereses oscuros de las élites. Un argumentario que encaja perfectamente en el ideario fascista y que consiguió aglutinar en su momento a las clases trabajadoras en torno a los partidos que representaban estas premisas.

"Si los españoles quieren, el Gobierno puede caer muy pronto"

Santiago Abascal, mientras tanto, espera agitar la calle ante la crisis que se avecina: "Creemos que de aquí a dentro de dos meses, con la situación social que va a vivir España, puede haber diputados socialistas que reflexionen sobre qué está antes, si su partido o España", ha afirmado.

Abascal pretende canalizar el descontento que generará la crisis económica agitando la calle "Abascal pretende canalizar el descontento que generará la crisis económica agitando la calle"

Con todo, espera aglutinar ese descontento y hace tambalear al Gobierno: "Si los españoles quieren, el Gobierno puede caer muy pronto. Si los españoles son conscientes de la gravedad de la situación y están dispuestos a comprometerse, el Gobierno puede caer por las movilizaciones sociales".

El propio VOX, de hecho, planea convocar las protestas, una posibilidad que toma fuerza con el brazo que representa su propio sindicato: "Estoy seguro de que van a ser muchos españoles, de muchos sectores, sin ninguna necesidad de que Vox les empuje a la calle, los que van a salir a protestar este otoño", indica Abascal.

Artículos recomendados

Comentarios