Buscar
Usuario

Vida

Tu ropa sintética podría tener piel de gatos, perros y conejos

La legislación es clara al respecto: el uso de animales para testar y para hacer prendas de ropa cada vez está más controlado... ¿No?

La moda ha cambiado durante estas últimas décadas, y no solo a nivel estético. También está buscando adaptarse a nuestra sociedad, y a las restricciones éticas que esta está imponiendo, cada vez más estrictas. Si antes nos daba igual que los animales sufrieran, y preferíamos llevar abrigos de piel original, ahora cada vez son más las personas que se plantan frente a esto y luchan por la vida de los animales. En el ámbito de la moda, por ejemplo, se buscan prendas sintéticas que emulen la piel original; de esta forma, se obtiene el mismo look pero sin necesidad de que ningún animal haya sufrido por ello.

No obstante, la alarma ha saltado tras un percance que ha tenido lugar con una de las firmas más famosas entre los jóvenes ingleses, Missguided. Al parecer, esta marca, al igual que otras tantas muy conocidas, se había declarado en contra del uso de pieles y productos animales. De esta forma, pretendían evitar a toda costa el maltrato animal que los productos de este tipo suelen conllevar. Mas sus prendas no dicen lo mismo.

Conversación vía Twitter "Conversación vía Twitter"

Una usuaria de Twitter, Donna060686, puso un tuit a finales del año pasado, donde explicaba que acababa de comprar unos tacones de Missguided y que nada más verlos, supo que esos pompones que llevaban eran originales. No necesitó más que un vistazo para ver que lo que tenía entre sus manos no era lo que le habían prometido; ella creía que Missguided no usaba piel original, pero todo indicaba que no era así. La firma de ropa no tardó mucho en contestar, confirmando que ninguno de sus productos estaban hechos con piel original o testados en animales, tratando así de acallar las quejas.

Pero estos zapatos, tan famosos durante la temporada pasada, crearon tal duda en la usuaria que ni siquiera la respuesta por parte de la empresa la tranquilizó. Así, Donna decidió ponerse en contacto con Humane Society International, un grupo dedicado a la protección de los animales, para que fueran estos los que realizaran los análisis necesarios para ver si estos zapatos contenían algún tipo de piel original o no. Desgraciadamente, la respuesta fue positiva: en los zapatos fueron hallados restos de piel de gato.

Los miembros de Humane Society International, junto con Sky News, lograron descubrir la presencia de esta piel de gato en los zapatos y, desde entonces, la noticia ha comenzado a hacerse viral por internet. En un artículo publicado en la propia web de HSI señalan que "la importanción y venta de pieles de perro y gato doméstico en la UE lleva prohibida desde 2009, y Missguided se auto-define como libre de pieles. A pesar de esto, las pruebas de laboratorio confirmaron que los pompones de piel de la decoración del zapato eran de iel de gato. Los zapatos, que están a la venta al pormenor en su web online y en su tienda de Westfield Stratford, no incluyen este material en su etiqueta".

Zapatos hechos con piel de gato

Al parecer, desde HSI se pusieron en contacto de forma inmediata con Missguided para informarles del descubrimiento. Se ha pedido a las autoridades, además, que investiguen todos estos hallazgos, puesto que son considerados ilegales además de inmorales.

Donna, la chica que hizo la denuncia, ha declarado que cree que es "horrible que Missguided y otros minoristas estén vendiendo piel real (en mi caso, piel de gato) y no hayan tomado medidas cuando alcé mi voz para quejarme por este grave problema". Ella considera, al igual que el resto de personas concienciadas, que "todos los minoristas deben tomar medidas para garantizar la trazabilidad completa de sus materiales. Es inaceptable que estén ayudando a una industria donde los animales tienen que soportar una crueldad inimaginable por algo tan innecesario". Pese a que Missguided ha declarado ya que va a tomar serias medidas para ver qué ha podido pasar, los usuarios no están nada convencidos, y muchos de ellos han pedido que se les devuelva el dinero.

Analizándolo fríamente, lo cierto es que es una especie de estafa para los clientes, que creían estar comprando algo que finalmente no han obtenido. Ellos han pagado un precio para tener piel sintética y, sin embargo, han obtenido piel real, algo que va en contra de su ética y de su moral.

La directora de HSI, Claire Bass, comentó al medio Sky News que "desde hace un par de años, estamos encontrando cada vez más cantidad de piel auténtica que se vende bajo una etiqueta falsa o que no se etiqueta como tal. Es un grave problema. Primero, es un problema para los animales que sufren de forma desmedida, y que encuentran su muerte en granjas y trampas de todo el mundo para así ser vendidos como productos. Y, segundo, es un problema para los consumidores, que no están siendo protegidos y que quieren comprar con conciencia para evitar el comercio con pieles".

La investigación no quedó ahí, ni mucho menos: hay más marcas que están bajo la sospecha de haber estado trabajando con artículos de piel animal, pese a tener en su política de ventas que sus productos están exentos de este material. Entre otras empresas, Amazon o Lily Lulu podrían también verse implicados en toda esta polémica. El problema de todo esto no es solo que estas firmas se van a ver perjudicadas por una mala política, sino que puede haber una gran cantidad de personas que, sin saberlo, llevan piel real tomándola por auténtica. Muchos animales podrían haber sufrido una gran tortura sin que esto sea siquiera legal.

Artículos recomendados

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados