Buscar
Usuario

Política

Rocío de Meer (VOX) llama a los barrios obreros "estercoleros multiculturales"

Rocío de Meer califica los barrios obreros como "estercoleros multiculturales" en un discurso de marcado corte xenófobo.

Rocío de Meer (VOX) llama a los barrios obreros "estercoleros multiculturales"

La diputada de VOX, Rocío de Meer, ha generado una fuerte polémica por calificar los barrios humildes de Madrid, Almería o Barcelona como "estercoleros multiculturales". Así lo ha ratificado en Twitter tras una polémica comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Unos barrios humildes en los que, por cierto, no vive el líder de su partido, Santiago Abascal, con un chalé de un millón de euros ubicado en una de las zonas más exclusivas de la capital.

Rocío de Meer publica estas palabras tras calificar al barrio bruselense de Molenbeek como "estercolero multicultural" y compararlo con otros barrios como el Puche de Almería, el Raval de Barcelona o Lavapiés en Madrid.

Este último barrio, por cierto, uno de los que ha disparado con mayor fuerza el precio del metro cuadrado y situado en Europa como ejemplo de interculturalidad (convivencia entre culturas) en contraposición con la multiculturalidad (segregación de culturas).

Rocío de Meer se erige como la principal cara de la estrategia elaborada por Marion Maréchal para una nueva ultraderecha europea

El discurso de Rocío de Meer, donde vincula el ideario ultraderechista a una supuesta batalla contra las élites sigue por completo la corriente que la nieta de Jean Marie le Pen, Marion Maréchal, que intenta instalar en todos los movimientos del ramo en el Viejo Continente.

De hecho, Marion ha instalado en Madrid una sede del Instituto de Ciencias Sociales, Económicas y Políticas (ISSEP-Lyon). En ella ahora imparte charlas y cursos en los que también colaboran personalidades de la órbita del partido, como Gabriel Ariza o el periodista Kiko Méndez Monasterio.

VOX supone un punto importante, por su buena sintonía con el Grupo de Visegrado (Polonia y Hungría), por su situación geográfica próxima a las ultraderechas occidentales y por el icono que supone haber instalado, finalmente, un partido de este corte en la cuarta economía de la UE.

Las intenciones: aglutinar a todos los partidos en Europa en un solo grupo en el Parlamento Europeo (ahora están dispersos en tres formaciones diferentes), limar las diferencias entre partidos y, sobre todo, consensuar unas líneas en común para unificar argumentarios.

Artículos recomendados

Comentarios