Buscar
Usuario

Música

Miley Cyrus se sincera y cuenta todo sobre su vida marcada por la adicción a las drogas

Miley Cyrus lleva en el punto de mira desde los 12 años. La presión social hizo que se sumiera en el consumo de drogas, de las que ahora se despide.

Miley Cyrus se sincera y cuenta todo sobre su vida marcada por la adicción a las drogas

Miley Cyrus lleva bajo los focos desde 2006, cuando se estrenó la serie que la lanzó a la fama: 'Hannah Montana'. El último capítulo de la misma se emitió en 2011, por lo que fueron cinco años de éxito y rodajes. Por aquel entonces, la actriz tenía solo 12 años y vivía su adolescencia bajo presión y exigencia, cosa que después demostró y le hizo explotar.

Sin embargo, mientras 'Hannah Montana' comenzaba a crecer y hacerse popular, Cyrus parecía una joven feliz y centrada. En aquellos momentos, ella afirmaba rotundamente que "las drogas son para idiotas" y que ella nunca sería de ese tipo de personas. Finalmente, no fue así.

Miley Cyrus comenzó a rodar 'Hannah Montana' con solo 12 años "Miley Cyrus comenzó a rodar 'Hannah Montana' con solo 12 años"

Adicción descontrolada

Aunque 'Hannah' había afirmado no ser de esas personas y aborrecer las drogas, Miley desveló en el programa de 'Ru Paul's Drag Race' que lo que realmente pasó con ella fue el consumo de muchas sustancias. No obstante, fue una declaración que, junto a la de Demi Lovato en su documental 'Simply Complicated', en la que admitía haber consumido cocaína mientras trabajaba en 'Camp Rock', muestra el lado oscuro de las chicas Disney, que no tienen una vida tan brillante como la que se pinta. Asimismo, Joe Jonas declaró que tanto Miley como Demi le metían presión para que probara la marihuana, hasta que lo hizo.

Sin embargo, esto solo fue el principio. Después de que 'Hannah Montana' terminara, Cyrus ansiaba deshacerse de esa imagen de niña buena que nunca había roto un plato, cosa que demostró con 'Can't Be Tamed'. Lo malo fue que ese deseo de liberación y mostrar una faceta diferente de sí misma trajo consigo una relación ligada a las drogas. 

En 2013 lanzó 'Bangerz', la plena expresión de la adicción. El single principal, 'We can't stop', que volvió a llevarla a lo más alto, hablaba acerca de consumir éxtasis y esnifar cocaína en los baños. Por aquel momento, a pesar de que en aquella canción aparentaba estar viviendo la vida, liberándose y disfrutando, en 'Wrecking Ball' Miley dejaba entrever que no estaba tan contenta como aparentaba, a raíz de su ruptura con Liam Hemsworth.

Esta época fue de las más intensas, y Miley no dejó de hacer apología del consumo de la marihuana: "Creo que el alcohol es mucho más peligroso que la marihuana, he visto a mucha gente entrar en una espiral con el alcohol, pero nunca he visto que pase eso con la marihuana". Defendía constantemente a esta droga, y se refería a ella como "la mejor del mundo". Además, la cantante admitió haber consumido cocaína, pero le parecía una droga desagradable. Afirmó, además, que Hollywood es "una ciudad de coca", aunque desde su punto de vista la marihuana y el éxtasis eran mucho mejores. Tras ello, lanzó su disco 'Miley Cyrus & Her Dead Petz', psicodélico y extraño con videoclips que dejaban entrever que Cyrus seguía ligada a la mala vida.

La evolución de Miley y su despedida a las drogas

"Llevo cuatro meses sobria. Me siento mejor que nunca y estoy radiante", declaró en su cuenta de Instagram. Admite, ahora, que ya solo encuentra a las drogas como algo placentero "a nivel estético". No obstante, en 2017 Miley ya mostraba una imagen diferente sobre sí misma, con 'Younger Now', un disco que sacó tras dos años inactiva. En aquel momento destacó su evolución y anunció que había dejado la marihuana, pero en 2018, influenciada por su madre, retomó su adicción por la misma.

Lo que hizo que verdaderamente quisiera despedirse de la sustancia fue ver a su exmarido sumido en el consumo de alcohol y de otras sustancias. En el tema que lanzó el pasado 16 de agosto, 'Slide Away', decide despedirse rotundamente de las drogas: "Quiero mi casa en el campo, no el whisky y las pastillas". Miley hace una referencia a 'We Can't Stop' mirando a cámara de forma cansada con un fondo difuminado en el que la gente se mueve y las botellas flotan en la piscina. Amanece, ya no hay fiesta, y ella ya ha crecido.

Artículos recomendados

Comentarios