Buscar
Usuario

Vida

¿Cómo puedo saber si un restaurante me está sirviendo comida precocinada a precio de oro?

En algunos restaurantes, incluso los de lujo, nos pueden vender un plato como casero cuando en realidad es congelado o envasado al vacío.

Cuando pedimos unas croquetas caseras en un restaurante, tenga estrella o sea de barrio, la mayoría de las veces nos suelen colar unas congeladas que han tenido que calentar para servirnoslas en la mesa. A pesar de que nos están diciendo que acaban de ser preparadas por el cocinero o la cocinera. Especialidad de la casa lo llaman. Una estafa.

Y es que cada vez más restaurantes optan por productos precocinados en lugar de realizar guisos que llevan horas de preparación o incluso postres, que compran ya preparados y simplemente tienen que echar mano de una tijera para abrirlos. Lo mismo que podríamos hacer en casa, comprando en el supermercado y ahorrando bastante dinero.

Estos platos precocinados suelen estar envasados al vacío, congelados o en atmósfera modificada y pasteurizados. Sí, lo mismo que nos encontramos cuando vamos al súper y compramos una lasaña o pizza congelada.

Las croquetas de los resturantes no suelen ser caseras "Las croquetas de los resturantes no suelen ser caseras"

Es decir, acudimos a restaurantes con la idea de disfrutar de una comida recién hecha por alguien que sabe muy mucho de cocina y nos encontramos con que nos están sirviendo el mismo plato que solemos comer muy amenudo porque tenemos prisa o porque directamente no sabemos cocinar. Eso sí, unos siete euros más caro. 

A este tipo de restaurantes, que no son todos, se les conoce como 'Restaurantes de quinta gama'. Y os preguntaréis cómo descubrir si nos están engañando. Pues tranquilidad, porque el asesor gastronómico Carlos Núñez cuenta las claves en El Confidencial. Sobre todo, para que nos fijemos en lo que nos sirven y saber si nos dan de comer productos precocinados. 

1 Postres 

Los postres son uno de los puntos más delicados "Los postres son uno de los puntos más delicados"

Muy pocos restaurantes tienen reposteros en su equipo y por eso la mayoría opta por ofrecer yogures, café, brownies o tartas caseras. Claro está que estos dos últimos postres suelen venir envasados y sólo tienen que abrirlos y servirlos en la mesa del comensal. Según cuenta Núñez "se puede notar sobre todo en los hojaldres, que suelen saber menos a mantequilla que los primeros recién hechos en la pastelería, o en que en las masas, en concreto la del bizcocho, falta frescura".

2 Carne y salsa

Si la carne suele llevar salsa, es un signo de plato precocinado "Si la carne suele llevar salsa, es un signo de plato precocinado"

Lo mejor de un guiso es la salsa porque nos encanta mojar pan, y claro, si incorpora salsa, no nos quejaremos. Es más, si nos echan poca, pedimos más. Sin embargo, este sería un claro indicador de que el plato es precocinado: "si las carnes y pescados vienen siempre con una salsa, es otro de los claros indicativos de la quinta gama", asegura Núñez.

3 ¿Poco o muy hecho?

Es uno de los mejores indicadores para saber si nos están timando. Si vamos a comer a cualquier restaurante y quien está tomando la comanda no nos pregunta cómo de hecha queremos la carne, es que es un plato que sólo hay que calentar. El experto también apunta que para comprobarlo, les digamos que queremos modificar un poco el plato. Es decir, le podemos decir que no queremos la salsa y así sabremos al 100% qué nos están sirviendo. 

4 El color de la verdura y el pescado

Cuando una verdura pierde su color quiere decir que o está mala o ha sido calentada "Cuando una verdura pierde su color quiere decir que o está mala o ha sido calentada"

Todos sabemos que una fruta o verdura está mala porque el color no es llamativo. Además, las verduras pierden la clorofila al pasteurizar el producto, es decir, han recibido demasiado calor. Esto se debe a que para descongelarlas necesitan un largo período de calentamiento. Así que si son pasadas por el microondas o incluso por el horno para descongelarlas, el color será "parduzco"

Aunque no sólo las verduras pierden su color y testura. También se incluyen en este punto los pescados, ya que "la quinta gama tiene que pasteurizarse a más de 70º durante bastante tiempo, lo que supone demasiado para los pescados, que pierden su apariencia de frescura"

5 Masa homogénea

Los platos en los que no se puede distinguir cada ingrediente, son signo de pasteurizados "Los platos en los que no se puede distinguir cada ingrediente, son signo de pasteurizados"

Cuando compramos unos canelones congelados y los calentamos suelen quedar fríos por un lado. Pero, sobre todo, lo que suele pasar es que la masa y la carne se fusionan de tal forma que el mejunje que se crea no es muy agradable a la vista. Según Núñez, los platos que vienen completos con carne, salsa y guarnición todo mezclado, son signo de comida precocinada. 

Artículos recomendados

Comentarios