Así han respondido los políticos a la decisión del TC de anular la prohibición de los toros en Cataluña

Así han respondido los políticos a la decisión del TC de anular la prohibición de los toros en Cataluña

Tras la decisión del Institucional, las distintas personalidades del panorama político español no han querido permanecer callados y han expresado sus opiniones en favor o en contra de la decisión.

Política María Pérez García María Pérez García 21 Octubre 2016 11:20

El Tribunal Constitucional (TC) ha vetado la normativa que prohibía las corridas de toros, aprobada por la Parlament catalán en julio de 2010. El tribunal argumenta que Cataluña tiene la potestad de regular este tipo de festejos, pero no de prohibirlos, pues esta decisión es tan solo compentencia del Estado

Cataluña por su parte, defiende su derecho de regular los espectáculos públicos de su comunidad y se acoge a las leyes que defienden los derechos de los animales. Esta tesis podría ser válida, pero el TC considera que esta prohibión es tan solo material estatal, ya que bajo el gobierno del PP se declararon los festejos taurinos patrimonio cultural.

La normativa de veto fue reclamada por la magistrada catalana Encarnación Roca, que presentó un recurso ante el tribunal a finales de octubre de 2010. Roca apuntaba que el decreto iba más allá de las competencias transferidas a las comunidades autónomas en cuanto a espectáculos se refiere. El Partido Popular también presentó un recurso ese mismo año que defendía la festividad como parte de la nación, de la cultura, de la historia y del tejido económico e industrial, afirmando que "la ley catalana no se limita a regular o reglamentar la fiesta de los toros en cuanto a su práctica y desarrollo, sino que la prohibe de plano". 

Tras seis años de espera el Tribunal ha emitido un fallo que ha soprendido a la ciudadanía catalana, pues no se esperaban que los toros volvieran a sus plazas después de este largo periodo. 

El Govern no cumplirá la nueva normativa

El Govern ha manifestado su intención de no acatar la norma del constitucional. "No habrá toros en Catalunya diga lo que diga el Tribunal Constitucional" declaraba el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, en una compadecendia extraordinaria ante los medios de comunicación. En su discurso señala que "queremos un país donde no sea posibe hacer un espectaculo de la muerte y sufurimiento de un animal" y afirma que la decisión del Parlamant de Catalunya es "inalterable".

Otros dirigentes del Govern se han sumado a las palabras de Rull, como el conseller de Justícia, Carles Múndó que ha declarado que "en nombre de la justicia no se puede amparar el maltraro animal". El secretario de hacienda de la Generalirad, Lluís Salvadó, aprovecha la oportunidad para reabrir la eterna guerra entre España y Cataluña: "Es obvio que el TC nunca pierde una opotunidad para agredir la legitimidad del Parlament". En esta misma línea se ha pronunciado la CUP, cuya diputada ha decarado que "estamos hartos de que el TC toree a este país. Estamos hartos de las estocadas de la justicia española hacia el Parlament". 

El PSC Y CSQP apoyan al Govern 

Tanto el Partido Socialista Catalán (PSC), como Catalunya Sí Que Es Pot (CSQP), se han ofrecido a acompañar al Govern en su lucha por volver a levantar la prohibición. El diputado socialista, Jordi Terrades, afirma que daba este debate por cerrado puesto que "la inmensa mayoría de los ciudadanos" no están a favor de este tipo de espectáculos. Por su parte, la diputada por CSQP, Hortènsia Grau, califica la decisión del Institucional como "un atentado democrático". 

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no ha querido mantenerse al margen de este asunto y ha prometido que dejará "sin efectos prácticos" la nueva normativa en su ciudad. Ha confirmado que todo sus servicios jurídicos están en el estudio del caso y que la normativa municipal prohíbe cualquier daño inflingido a los animales. 

El Partido Popular contento con la noticia

Las voces en favor de esta decisión vienen por parte del Partido Popular. El líder del partido en Catalunya, Xavier García Albiol, declara que "esta decisión me parece buena noticia", y aunque afirma que no le gustan los toros, señala que debe haber libertad para que los catalanes decidan si quieren asistir o no. 

Quien se ha mantenido neutral a esta decisión ha sido Albert Rivera, que apuesta por abordar del tema desde un debate "sereno y tranquilo" y no "pueblo a pueblo o comunidad a comunidad". Quien no se ha mantenido neutral es Fernándo Páramo, del grupo parlamentario de Ciudadanos, el cual ha señalado que la verdadera intención de Cataluña era prohibir los toros por ser un símbolo español

Otras voces han utilizado las redes sociales para expresar su opinión, como es el caso del Coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, o la Portavoz del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre.

Asociaciones animalistas como PROU también han querido manifestar su desaprovación y declaran que todo esto es "una conspiración de unos magistrados que van a los toros como se ha visto en fotografías públicamente y que, además, han sido militantes o simpatizantes de un partido político, el Partido Popular, que en su programa defiende los toros", según recoge el diario el País. 

Comentarios