La Infanta Elena se salta la ley al llevar a su hija a los toros

La Infanta Elena se salta la ley al llevar a su hija a los toros

La hermana del rey Felipe VI asiste a una corrida y provoca una multa astronómica al llevar a su hija Victoria Federica a la Plaza de Toros de Mallorca, lugar donde los menores tienen prohibida la entrada.

Noticias 11 Agosto 2016 10:25

La Casa Real vuelve a ser protagonista de estas vacaciones. Los Borbones al completo se han desplazado para pasar unos días de agosto en la isla de Mallorca, destino preferido por la realeza española desde hace años. Mientras Felipe VI se encontraba en el Club Náutico de la isla, su hermana, la Infanta Elena, disfrutaba de una corrida de toros junto a sus hijos Froilán de 18 y Victoria Federica, de 15 años.

Lo hizo el pasado 4 de agosto en la Plaza de Toros de Palma de Mallorca, que supuso el regreso de Enrique Ponce a los ruedos y donde también toreó José Mari Manzanares, sin tener en cuenta que en dicha plaza está prohibida la entrada de menores por ley y bajo multa. La hermana del rey desconocía que en dicha plaza no pueden entrar menores de 16 años aunque estén acompañados de sus padres según la Ley de Protección Animal aprobada en septiembre de 1992 cuando el PP se encontraba en el gobierno.

La astronómica multa por saltarse la ley provocada por la Infanta Elena podría ascender hasta los 10.000 euros, aunque no lo pagaría ni la infanta ni ningún miembro de la Casa Real. En este caso la autoría de la multa va a la propia plaza por permitir que haya menores en su recinto. A pesar de ello, no es la primera vez que esta plaza de toros permite la entrada a menores, tal y como aseguran algunos vecinos.

Plaza de Toros de Palma de Mallorca (Qué) "Plaza de Toros de Palma de Mallorca (Qué)"

La corrida de toros efectuada ese día era de especial importancia ya que podría tratarse de la última que se celebre en la isla balear. Es por ello que la Duquesa de Lugo no se la quiso perder y llevó a sus hijos para disfrutar del evento en familia. Todo se remonta a 2015, cuando el Ayuntamiento de Palma de Mallorca se declaró ciudad libre de maltrato animal y antitaurina. Además, desde entonces la campaña 'Mallorca Sense Sang' que busca abolir las corridas de toros en todo el territorio ha ganado fuerza. De hecho, se espera que este otoño el parlamento regional apruebe la ley que prohíba las corridas en las Islas Baleares.

Detrás de estas acciones se encuentran indirectamente la fundación antitaurina Franz Weber y la asociación Libera!, grupos que contaban con algunos de sus miembros en el exterior de la plaza manifestándose por la celebración de la corrida a la que asistió la Infanta Elena. Fueron estos dos colectivos los que denunciaron los hechos, poniendo en aviso al Ayuntamiento de Palma del incumplimiento de la ley por parte de la sobrina del rey. A la espera queda que la plaza pague la multa. A pesar de todo, la Familia Real no tendrá que preocuparse el próximo verano ya que posiblemente no pueda disfrutar de la ancestral tradición en las islas.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados