12 estereotipos que los extranjeros tienen de los españoles

12 estereotipos que los extranjeros tienen de los españoles

Nos gusta la fiesta, los toros, bailamos flamenco, hablamos alto y sentimos pasión por el fútbol. ¿Es así? Los estereotipos hacen valorar una cultura de una u otra manera, ha ocurrido siempre y seguirá pasando en el futuro.

Vida Iván Martínez de Miguel Iván Martínez de Miguel 03 Abril 2016 12:07

¿Cómo se nos ve fuera de España? Los estereotipos sobre el resto del mundo a veces hacen valorar una cultura de una u otra manera, ha ocurrido siempre y seguirá pasando en un futuro próximo. Entonces, ¿son ciertos los estereotipos que tienen los extranjeros de los españoles? Debatamos sobre esas características españolas de las que más se acuerdan los visitantes cuando les hablan de ese lugar llamado 'España'.

12 Dormimos la siesta

Una siesta de 20-30 minutos es recomendable

Es uno de los estereotipos más erróneos que existen. Aunque la siesta es algo 'made in Spain', no quiere decir que durmamos 3 horas todos los días. Hay que decir que dormir entre 20-30 minutos después de comer es hasta recomendable, así que dejaros de negatividad y echaros una cabezadita de vez en cuando que a lo mejor ese mal humor es porque no descansáis bien.

11 Llegamos tarde

¿Siempre llegamos tarde?

Es cierto, muy cierto. Si has quedado con un español a las 12:00 horas, lo mejor es que esperes sentado porque por alguna extraña razón los astros del universo se alinean para que no llegues a tiempo a esa cita. Retrasos de transporte, prepararte demasiado tarde, cambiarte mucho de ropa, olvidarte el móvil antes de salir... cualquier excusa es buena para simplificar nuestra tardanza. Somos así, tened paciencia.

10 Siempre estamos en la playa

Ir a la playa en invierno no es algo común

Sí, España en verano es una pasada porque tenemos una costa espectacular que rodea nuestro país por todos los sitios menos por uno. ¿Qué pasa con el invierno? Al contrario de lo que puedan pensar fuera, en invierno hace frío y no hay (casi) nadie que se bañe en el mar; por no decir que no todos tenemos la suerte de vivir cerca de la playa, algunos tenemos que conformamos con visitarlo un vez al año (si tenemos suerte).

9 Nos gusta la fiesta

Nos gusta la fiesta y a los extranjeros también

No nos pasamos el día entero en el bar o salimos todos los días a emborracharnos, pero no concebidos un fin de semana sin un poco de 'fiesta'. No será algo tan malo ni tan negativo cuando la mayoría de los guiris llegan a España para pasarse 7 días borrachos antes de volver a sus aburridas rutinas europeas. España es sinónimo de fiesta, una de las cosas que más nos identifica y que los turistas vienen buscando.

8 Bailamos flamenco

No bailamos ni flamenco, ni sevillanas, ni siquiera un chotis

Bailamos flamenco y si me apuras hasta jotas o sevillanas. Que nuestra cultura popular tienda a aumentar el prestigio de este tipo de folklore no quiere decir que nos guste ni mucho menos, que sepamos bailarlo. Si algunos solo movemos las cadenas de un lado a otro en la discoteca cuando suena reggaetón, ¿creéis que tenemos arte para arrancarnos con el flamenco?

7 Somos unos sobones

Abrazos o besos están en el ADN de los españoles

Quizás no deberíamos describirnos como sobones, pero nos gusta el contacto. Dar dos besos cuando ves a alguien, un abrazo a un amigo, una palmada en la espalda o tocarnos cuando estamos comentando una anécdota es algo de lo más común en nuestro país. No por sobar sino porque nos gusta el contacto, muchas veces simboliza el afecto que sientes hacia la otra persona; si eso es considerado como sobón, me siento orgulloso de serlo.

6 Nos gusta comer

No concebimos una reunión sin una buena comilona

Una de las grandes ventajas de vivir en España es nuestra gastronomía, rica, saludable y muy, muy, muy variada. Ya querría el norte de Europa o Estados Unidos tener una gastronomía tan buena como la nuestra, de ahí que nos pasemos la mitad del tiempo comiendo o preparando un buen guiso. No concebimos una reunión de amigos, una quedada con los compañeros de trabajo o una cita sin una buena comilona.

5 Somos muy religiosos

""Antonio Banderas en la Semana Santa malagueña""

Nuestras celebraciones populares en su mayoría son fiestas religiosas. Si algo ha transmitido que España es religiosa es la devoción que sienten algunos por la Semana Santa, sobre todo en el sur de nuestro país. Hay iglesias y catedrales en todo nuestro territorio y muchos los habitantes las utilizan regularmente pero algunos las admiramos como una herencia artística y no acudimos a ellas porque las gárgolas no nos dejarían entrar por herejes. Sabemos que fiestas como la Semana Santa son difíciles de entender cuando no has nacido en España.

4 Nos encanta el fútbol

¿Es que no hay más deportes que el fútbol?

Que la Liga Española sea una de las más conocidas y que los mejores jugadores estén jugando en ella, es sinónimo de que vivimos el fútbol con una pasión desbordante. En su mayoría es así, pero no todos vibramos con 22 personajillos dando patadas a un balón. Y mucho menos cuando hay otros deportes más interesantes y distinguidos que por desgracia no ganan la repercusión que se merecen en los medios de comunicación, ni siquiera cuando ganamos un oro como nuestras chicas de gimnasia rítmica.

3 Hablamos muy alto

Hablamos alto y claro

Es posible que dentro del perímetro nacional nadie se percate que la mayoría hablamos a voces; en el exterior es algo muy palpable. Entras a un bar y no se oye ni una mosca, estás en una cafetería y solo se escucha el teclear del ordenador, un poco triste que la gente o se comunique tan poco o lo haga mediante susurros. De ahí que tengamos fama de gritones, una fama que muchos hemos comprobado alguna vez: "¿quién grita por ahí? Seguro que es algún español".

2 Tenemos muchos bares

Tenemos bares para dar y tomar y poder elegir

Pues sí, ¿dónde te reúnes con tu gente si no es en un bar? ¿En el parque? ¿En alguna casa con tus odiosos compañeros de piso? En España también hay épocas de frío y es un buen sitio para refugiarse y quitarse la bufanda y los guantes; y en verano no hay nada como tomar algo en una terracita cuando hablas con tus amigos. Por eso tenemos aproximadamente un bar por cada 130 habitantes, que ya son unos pocos. En la variedad está el gusto, ¿no?

1 Amamos los toros

¿Todo el mundo disfruta con una corrida de toros?

España es igual a toros. Una de los grandes estereotipos españoles que se ven fuera de nuestras fronteras es que nos gustan los toros, amamos la fiesta popular por encima de todas las cosas. No podemos negar la importancia de las corridas en nuestro país pero hay muchos que sentimos desasosiego por esta fiesta y no disfrutamos al acudir a la plaza a ver como se sacrifica a un animal.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados