La llegada de inmigrantes y refugiados a Europa hace que las economías mejoren

La llegada de inmigrantes y refugiados a Europa hace que las economías mejoren

El PIB mejora y a su vez la recaudación de impuestos y los trabajadores cualificados.

Economía Dori Ayllón Dori Ayllón 22 Junio 2018 10:12

La llegada del barco Aquarius con 630 migrantes al puerto de Valencia levantó la ira de xenófobos y racistas que creen que el mundo es suyo y sólo suyo mientras que otras personas aplaudieron la decisión del gobierno de Pedro Sánchez, que aceptaba que la embarcación atracase en España. 

Ante las habladurias de los fascistas hay que decir que los refugiados e inmigrantes nos ofrecen más de lo que les ofrecemos. Así lo asegura un estudio que se realiza desde hace 30 años con datos de varios países europeos, entre ellos España, que refleja que estas personas contribuyen de manera positiva en el producto interior bruto, los impuestos y en el empleo. Se trata de una investigación llevada a cabo por el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) desde 1985 hasta el año 2015, y que ha sido publicada en la revista Science Advances, en donde analizaron por separado el efecto de la llegada de refugiados solicitantes de asilo y el de los inmigrantes. Cabe destacar que los 15 países que estudiaron recibieron el 89% de las peticiones de asilo en 2015, según datos de Eurostat. 

Barco Aquarius "Barco Aquarius"

La conclusión a la que llegaron es que los inmigrantes y los solicitantes de asilo favorecen a la economía de estos países analizados desde el primer año que residen en ellos. Si hablamos de los inmigrantes cuando su tasa sube un punto, el PIB per cápita mejora en los cuatro años siguientes. Si miramos los efectos en los impuestos también son positivos y si lo hacemos en la reducción del paro no tanto, pero no afecta de forma negativa como se piensa. Según explica Hippolyte d'Albis, profesor de la Escuela de Economía de París y coautor del estudio a el diario El País, el efecto que genera la imigración es "la redistribución por toda la economía, lo que eleva la base de recaudación". 

"Hora de eliminar las políticas racistas"

"Un impacto en el flujo de solicitantes de asilo que respresente 1 en la tasa de solicitantes reduce el desempleo en un 0,08% ya el mismo año del impacto", asegura d'Albis. Después el impacto aumenta los cuatro años siguientes para bajar y establecerse en un valor neutro tras diez años. Por lo tanto, la llegada de refugiados tiene un menor impacto económico que el de la llegada de inmigrantes y la explicación está en que quienes piden asilo no pueden trabajar durante el tiempo en el que la administración "revisa" su solicitud. 

Luigi Minale, profesor de economía de la Universidad Carlos III de Madrid que ha investigado la llegada de refugiados en 2015, cuenta al citado medio que no existen indicios de que la economía europea se haya resentido por la llegada de migrantes. Asimismo garantiza que existen datos históricos suficientes para acabar con las políticas antiinmigración: aumento de la innovación, de los trabajadores cualificados o del rejuvenecimiento demográfico. 

Este último punto es algo que les preocupa a muchos economistas, ya que un crecimiento negativo de la población, como es en el caso de España o Japón, que son unos de los países más longevos del mundo, haga que los ingresos disminuyan de forma drástica. 

Comentarios