El Real Madrid y el Atlético de Madrid rechazan colaborar contra la LGTBfobia en el deporte

El Real Madrid y el Atlético de Madrid rechazan colaborar contra la LGTBfobia en el deporte

La asociación Arcópoli demanda en un comunicado que los dos clubes se han negado a participar en la campaña para acabar con la discriminación en el deporte.

Vida María Pérez García María Pérez García 20 Febrero 2017 13:29

Que la LGTBfobia sea una realidad instrínseca al deporte es algo que debemos eliminar. Desgraciadamente, el mundo deportivo está rodeado por un halo de 'hombría' y 'machismo', que reprime a todos aquellos que se salen de la norma impuesta culturalmente. No obstante, estamos en vías del cambio, y desde asociaciones como Arcópoli intentan que día tras día la igualdad gane territorio a la discriminación. Motivo de esta lucha, el pasado domingo 19 de febrero se celebraba el Día Internacional Contra la Homofobia en el Fútbol. Con ello se pretende rendir homenaje al nacimiento de Justin Fashanau, el primer futbolista que se atrevió a declararse gay públicamente. Aunque fue un acto heroico, no fue recibido no se merecía, y la presión social terminó por abocar al futbolista al suicidio el 2 de mayo de 1988, a la edad de 37 años. 

Como acto simbólico, la asociación Arcópoli anunció iba a repartir entre los ayuntamientos cordones para las zapatillas deportivas con la bandera LGTB, iniciativa a la que se unieron varios consistorios, como el de Torrelodones, Parla, San Martín de la Vega, San Sebastían de los Reyes, Cienpozuelos, San Lorenzo del Escorial, Leganés y Moralzarzal. También anunciaron orgullosos que por primera vez dos clubes de primera división, el CD Leganés y el CF Fuenlabrada, habían firmado la petición de esta asociación para erradicar la discriminación en el deporte. Sin embargo, también señalaban que los dos clubes más importantes de la Comunidad, el Real Madrid y el Atlético de Madrid, se negaban a participar en la campaña. Según informa El plural, dichos equipos comunicaron a la asociación que no trabajarían con la LGTBfobia

La igualdad, una asignatura pendiente del deporte

Cordones repartidos por Arcópoli "Cordones repartidos por Arcópoli"

Aunque por desgracia en España los casos de deportistas que declaran abiertamente su homosexualidad son pocos, internacionalmente proliferan las figuras de renombre que se atreven a dar el paso. Entre ellos destacan la tenista francesa Amelie Mauresmo, su compañera la estadounidense Martina Navratilova, el jugador británico de rugby Gareth Thomas,  y sus compatriotas el esquiador Gus Kenworthy y el futbolista Liam Davis

Aunque en España sea una asignatura pendiente, algunos deportistas de nuestro país han tenido la valentía para declarar abiertamente su orientación sexual. Entre ellos aparecen los nombres de Enrique Sarasola, el primer deportista de élite en salir del armario, el patinador Javier Raya y el jugador de waterpolo, Víctor Gutierrez, que declaró abiertamente su homosexualidad para la revista Shangay. En dicha publicación el jugador explicaba la responsabilidad que sentía como gay de dar la cara: "Ha habido más de setenta agresiones homófobas en Madrid en lo que llevamos de año y no hay casi deportistas que digan que son gays. Pero, según mi experiencia, la gente ha cambiado: como deportista todo lo que he vivido es aboslutamente positivo". 

Gracias a ellos, cada vez son más los que reúnen el valor de plantarle cara a la LGTBfobia, aunque acciones como la de los dos clubes mencionados, cuya influencia en nuestra sociedad es bastante notable, patenta que aún queda mucho que hacer en materia de igualdad. 

Comentarios