Buscar
Usuario

Noticias

La rama española del Daesh y sus conexiones con Colombia para atacar América Latina

El grupo terrorista había planeado su primer atentado suicida en América Latina.

Las células durmientes del Daesh en España están contactando con su extensión en Colombia para aumentar la capacidad de los ataques. Así lo atestigua la detención de Raúl Gutiérrez Sánchez, un economista cubano de 46 años, con una fuerte radicalización y que habían elaborado toda una trama para atentar contra la embajada estadounidense en Bogotá.

En el descubrimiento de estas redes y la 'conexión Colombia', que continúa activa, ha sido fundamental la colaboración de la Policía Nacional, que busca a los terroristas españoles que colaboraron con el detenido. Los agentes están buscando a un ciudadano, posiblemente español y que respondería a las iniciales F.Q. La labor de rastreo que las autoridades ejecutan en redes sociales ha permitido recabar pruebas para destapar la trama.

"¿Te vas a sacrificar?", pregunta F.Q. A ello, Gutiérrez Sánchez responde "Sí toca, toca [...] Pedí trabajo como lavador de platos". Por tanto, el detenido se preparaba para cometer el primer atentado suicida por parte del grupo yihadista en un país de América Latina, tal y como señala el diario El Tiempo de Colombia.

Raúl Gutiérrez Sánchez ha intentado atentar en Bogotá en nombre del Daesh "Raúl Gutiérrez Sánchez ha intentado atentar en Bogotá en nombre del Daesh"

"Nos encontramos frente a una organización terrorista de orden internacional ade la que formaba parte tamibén un ciudadano español", han afirmado las autoridades en una rueda de prensa con los medios. "Su objetivo era dar muerte a los ciudadanos norteamericanos para dar fuerza a grupos extremistas religiosos"; ha recalcado.

En el teléfono móvil del detenido, además, se encontraba el teléfono del mencionado ciudadano español, así como un marroquí y varios británicos, por lo que señala que los dos primeros mantenían "contactos con terroristas en el Reino Unido", que posiblemente ordenaban los planes y ofrecían soporte y logística.

Otro de los mensajes, emitido por el ciudadano marroquí, señalaba varios seguimientos al personal de la embajada estadounidense y continuaba con las siguientes palabras: "Alá te recibirá en el paraíso con sus brazos abiertos. Hazlo en el nombre del ISIS. Mira al hermano de Estados Unidos en Nueva York que atropelló a los infieles. Lo hizo sin ayuda de la organización. Los hermanos en Inglaterra que acuchillaron y atropellaron no lo hicieron con la ayuda del ISIS, pero sí en su nombre. Solo te pido que lo hagas en nombre del ISIS".

No es la única conexión con América Latina: los Soldados del Califato de Brasil

El grupo Soldados del Califato de Brasil había planeado ataques contra los Juegos de Rio de Janeiro "El grupo Soldados del Califato de Brasil había planeado ataques contra los Juegos de Rio de Janeiro"

El Daesh no ha conseguido atentar contra América Latina en ninguna ocasión, quizás, por las dificultades que mantiene el grupo terrorista para comunicarse en español y portugués, tal y como se puede comprobar en sus vídeos de propaganda.

A pesar de ello, Brasil ha sido escenario de otra célula formada por locales. Así lo confirmó la Operación Hashtag, que permitió detener a una decena de personas que habían planeado atentar contra los Juegos Olímpicos de Río.

La célula se había dispersado por todo el territorio, por lo que las autoridades tuvieron que desplegar a un grupo de 130 policías en los estados de Amazonas, Ceará, Paraíba, Goiás, Minas Gerais, Rio de Janeiro y Río Grande del Sur.

Los sospechosos se comunicaban por Telegram y WhatsApp, se encontraban perfectamente coordinados y habían trazado toda una trama para que los ataques se realizaran con éxito. Todos ellos habían realizado juramento de lealtad al Daesh.

La organización terrorista tenía la intención de ampliar el califato a América Latina, a través del grupo AKB (Ansar al Khilafa Brasil, Soldados del Califato de Brasil), que ha declarado también lealtad al mal llamado Estado Islámico, puesto que no representa a la religión a la que menciona.

Artículos recomendados

Comentarios