Esto es lo que realmente nos convierte en atractivos, según la ciencia

Esto es lo que realmente nos convierte en atractivos, según la ciencia

Un estudio revela en qué nos centramos a la hora de considerar a una persona como atractiva.

Ciencia Mario Cerdeño Mario Cerdeño 18 Mayo 2018 17:24

Un estudio publicado recientemente por la Universidad de Cambridge arroja luz sobre el atributo físico que hace realmente atractivo a un hombre y, no, no es tener cara bonita o el famoso six-pack. Estos científicos han dictaminado que lo que realmente hace atractivo un varón a una mujer es: unas piernas proporcionadas. Es decir, que las extremidades inferiores miden aproximadamente un poco más de la mitad de la altura. No tiene que ver con lo estético sino más bien con siglos de evolución en busca de una mejor descendencia.

Empeñados en las influencias culturales a la hora de elegir pareja y sabiendo que todo es subjetivo: la genética parece mandar, al fin y al cabo. La supervivencia y la potencia física parecen ser una de las claves intrínsecas del ser humano, con mucho que se niegue. Por eso, en un estudio de la Universidad de Griffith, afirmaba que a las mujeres sobre todo deseaban a los hombres con mayor fortaleza física; algo normal, si se te tiene en caso las características biológicas y evolutivas.

Sin embargo, los científicos de Cambridge, anteponen la proporcionalidad al músculo. La muestra escogida fue de 9.000 hombres de las fuerzas armadas de los EE.UU. La media de sus proporciones corporales les valió para generar unos modelos masculinos en ordenador. Estos maniquíes con diferentes medidas de longitud en brazos y piernas fueron expuestos a más de 800 mujeres heterosexuales, entre 19 y 76 años y de diferentes grupos sociales y raciales, para clasificarlos en función de su atractivo. El estudio solo fue realizado con personas estadounidenses y excluyendo homosexuales.

Modelos másculinos de belleza física "Modelos másculinos de belleza física"

Las piernas son la clave para resultar atractivos a las mujeres

Las claves obtenidas fueron las siguientes: primero, la longitud de los brazos en función de su altura no revelaba mucha importancia; segundo, a las mujeres tampoco les parecía interesar cómo el codo o la rodilla dividían una extremidad; tercero, los modelos más atractivos fueron aquellos cuyas piernas eran algo más largas que la mitad de su cuerpo. Un resultado bastante curioso.

La realidad es que parece que las personas con piernas demasiado cortas se les ha relacionado con diabetes tipo 2. Thomas Versluys, autor del estudio, explica que "probablemente (la longitud de extremidades inferiores) sea importante porque es un predictor bastante confiable de factores que son relevantes en la evolución humana, como la salud, la trayectoria de desarrollo, la nutrición, etc.". Incluso, el propio Thomas quita importancia a la longitud del brazo a pesar de estar relacionado con actividades de caza. Sin embargo, lo más importante sigue siendo la altura total del individuo que se considera por muchos estudios una ventaja competitiva a la hora de encontrar pareja.

Comentarios