Todo lo que se ha salvado y destruido en la catedral de Notre Dame

Todo lo que se ha salvado y destruido en la catedral de Notre Dame

Un incendio ha destruido parcialmente uno de los monumentos más emblemáticos de Europa.

Un incendio ha destruido en cuestión de horas gran parte de la catedral de Notre Dame, un monumento de estilo gótico con más de ocho siglos de historia a sus espaldas. Un emblema que ha superado una guerra mundial y los planes secretos con los que Hitler planeó el asedio de la capital gala; no así la posible acción de una radial de obra que, en pleno siglo XXI y con todo tipo de protocolos de seguridad, no habría evitado que un simple chispazo se extendiera por un edificio histórico.

El fuego ha durado un total de 14 horas y ha dejado consecuencias que se pueden apreciar a simple vista. La más marcada se sitúa en el tejado, donde la aguja que se elevaba sobre el cielo ha terminado derrumbada modificando por completo el 'skyline' de una de las principales ciudades globales.

Mientras que las autoridades continúan evaluando el estado de la estructura para valorar qué tipo de daños ha producido el fuego... ¿qué elementos se han salvado del incendio? ¿Cuáles se han destruido? Esto es todo lo que, por el momento, está confirmado.

Todo lo que se salva

Los elementos que han resistido a la acción de las llamas han sido los siguientes:

1 El símbolo de la resistencia: la cruz

La cruz de la catedral ha permanecido a pesar del fuego y los desprendimientos del techo (un tercio del total se ha derrumbado por completo). Las imágenes, en las que aparece brillando entre la oscuridad y la desolación que desprende el estado de la construcción, prometen convertir a este elemento en todo un símbolo de esperanza.

2 El altar

A diferencia de lo que se pronosticó en un primer momento, prácticamente como un milagro, el altar ha permanecido prácticamente intacto. Junto a la cruz principal, la aparición de estos elementos entre los escombros, el humo, las cenizas y el fuego no han dejado a nadie indiferente.

Junto al altar, también se puede apreciar la conservación de algunos de sus elementos decorativos más destacados. En concreto, las estatuas del altar mayor que representan un grupo tallado de 'El Descendimeinto', un bajorrelieve del 'Entierro' y estatuas de Luis XIII y Luis XIV arrodillados.

3 La corona de espinas y la túnica de San Luis

Los operarios han conseguido rescatar la corona de espinas, que supuestamente portó Jesucristo el día de su crucifixión; así como la túnica de San Luis, un jubón que supuestamente perteneció al rey Luis IX, último monarca europeo que participó en una cruzada para recuperar Jerusalén.

Son dos de los elementos más queridos por los fieles que ahora se salvan de las llamas en todo un símbolo de resistencia frente a un fuego que ha conmocionado a toda Europa durante 14 horas.

Junto a ellos también se ha salvado un fragmento de la Cruz del Calvario y uno de los clavos, que junto a la corona representan dos de las reliquias más importantes de la pasión de Cristo.

4 La decoración del altar

Lejos del azar, la cadena humana que formaron tanto policías como bomberos ha permitido salvar algunos elementos históricos que, con toda probabilidad, se habrían echado a perder. De hecho y con el edificio completamente vacío, los bomberos han girado su foco siempre encaminado a proteger únicamente a las personas, para centrar sus ojos en la conservación de un patrimonio con un valor incalculable. Fruto de esa hazaña, la alcaldesa de París Anne Hidalgo ha compartido en redes una instantánea con algunos de los elementos rescatados.

La mayoría de ellos pertenecen a la decoración del altar que podrían ser reincorporados en el momento en el que la reconstrucción, que se prevé a largo plazo, sea una completa realidad.

5 Los rosetones

Los rosetones góticos son uno de los elementos más característicos de Notre Dame. A pesar de que el fuego se ha acercado a ellos, las fotografías muestran cómo se han mantenido frente al fuego.

En cuanto a las vidrieras, hay que destacar que al menos 16 se encuentran en buen estado porque fueron retiradas en los días previos por labores de restauración, por lo que no han sufrido ningún tipo de daño.

6 Las 16 estatuas del tejado

A pesar de que el tejado ha sido uno de los elementos más afectados por las llamas, las 16 estatuas que lo coronaban en compañía de la aguja permanecen intactas. El motivo es que fueron retiradas cuatro días antes del incendio.

Estos 16 elementos representan a los doce apóstoles y los cuatro evangelistas Mateo, marcos, Lucas y Juan. Se remontan a la década de 1860 y se enmarcan en la gran restauración de la catedral ejecutada por el arquitecto Eugene Viollet-le-Duc.

7 Las dos torres

La mítica fachada de las dos torres ha permanecido intacta "La mítica fachada de las dos torres ha permanecido intacta"

Las dos torres han quedado prácticamente intactas, por lo que la tradicional postal frente a la catedral continuará viviendo ante los ojos de todos los visitantes. Era uno de los elementos que despertaban mayor temor, porque su hipotético derrumbe hubiera desencadenado unas consecuencias imprevisibles.

Todo lo que se ha perdido

A pesar de todo, la acción del fuego ha causado estragos en la catedral y puede poner en riesgo el futuro de la construcción, ya que los técnicos están estudiando cuál es la estabilidad real del edificio.

Mientras que se continúan evaluando los daños, resumimos todos los elementos que se han perdido en este incendio de manera confirmada:

1 El gran órgano

El gran órgano habría desaparecido, según señala el obispo Benoist de Sinety "El gran órgano habría desaparecido, según señala el obispo Benoist de Sinety"

Según el obispo Benoist de Sinety, vicario general de la archidiócesis de París, el gran órgano de Notre Damme habría quedado completamente destruido, aunque algunas voces aseguran que su estado permite su restauración. Construido a partir del siglo XV, fue ampliado de manera paulatina hasta que en el siglo XVIII alcanzó su tamaño actual.

Con nada menos que 8.000 tubos, este elementos servía como complemento al rosetón que, desde el interior, conferia un aura celestial a la composición. Se trataba de uno de los órganos más celebres a nivel mundial.

2 La aguja, el gallo y las tres reliquias

La aguja que coronaba la catedral, uno de los elementos principales en el 'skyline' de París, ha quedado completamente destruida. Los viandantes han podido grabar desde diferentes ángulos el momento en el que este elemento histórico cedía bajo la presión de las llamas.

Con su desaparición, también se pierde la figura del gallo y las tres reliquias que se encontraban unidas, lo que brindaba un aspecto singular de cara al exterior del monumento más visitado de toda Europa.

3 El bosque

El bosque de vigas formaba un paisaje arquitectónico único "El bosque de vigas formaba un paisaje arquitectónico único"

Aunque esta parte no era visible para los viandantes, este entramado de vigas con más de ocho siglos a sus espaldas era toda una joya arquitectónica de la époica medieval. El entrelazado de las maderas había derivado en el apodo de 'bosque' por su composición y el uso de diferentes árboles.

Este es el último elemento confirmado, pero aún queda tiempo para analizar cuál es el estado real de la estructura y qué elementos se han mantenido. Mientras tanto, el Ayuntamiento ya ha aprobado una partida urgente de 50 millones de euros y varios particulares han donado importantes cantidades de dinero para reconstruir una de las joyas más importantes de Europa.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados