8 problemas que la gente pálida nuclear tenemos en verano

8 problemas que la gente pálida nuclear tenemos en verano

Somos los morlocks que han llegado antes de tiempo. Las personas muy blancas en verano aterrorizamos a la sociedad con nuestro brillo inhumano, pero somos los primeros que lo pasamos mal.

Vida Paula Cantó Paula Cantó 05 Julio 2016 10:56

El verano no solo trae consigo noches cálidas en las que es imposible dormir mientras te retuerces entre sábanas hechas con fuego y azufre. La época estival, que llena las playas de guiris con sandalias con calcetines y sucedáneos de paella, viene de la mano de la temporada oficial de "¿no estás muy blanco?"

Las personas que somos muy blancas todo el año lo somos aún más en verano. Actuamos de reflejo para el sol, brillando como un vampiro de 'Crepúsculo' cuando el astro rey decide posar sus rayos sobre nuestra mortecina piel. El verano es nuestra tortura anual y nos convertirmos en los repudiados de la sociedad, como unos morlocks con el pelo más corto y crema solar en la mano. No lo parece, pero sufrimos mucho.

1 "Que estoy moreno, mira la marca, mira, MIRA"

Para nosotros, estar rosa es estar morenos "Para nosotros, estar rosa es estar morenos"

No se nos reconocen nuestros esfuerzos. Tras horas bajo un sol lleno de cáncer, podemos llegar a adquirir un tono rosado mortecino que paseamos orgullosos ante nuestros conocidos. Sin embargo, ni siquiera así alcanzamos el tono normal de nuestros amigos durante el resto del año. Nuestro único aliado para testificar que, en efecto, nuestro color de piel ha subido algún que otro tono, es la marca del bañador.

2 La crema es del bando contrario

El drama de ser muy blanco en verano

Es crema protección un millón y nos deja un nada saludable color lechoso por todo el cuerpo una vez nos hemos embadurnado como un bebé. Nosotros, los seres pálidos, tenemos además que aplicárnosla varias veces al día. Es como si la propia crema renegara de los pálidos y solo funcionara en aquellos que quieren mantener su bonito tono dorado.

3 "Si eres de Valencia, ¿por qué eres blanca?"

¿Por qué no te pones morena en verano?

Aplicable a cualquier sitio con una playa cerca. Parece que no es compatible vivir en un lugar que se considere destino veraniego y tener menos color de piel que los fantasmas de las recreaciones de 'Cuarto Milenio'. Hay que recalcar que tener la playa cerca no es sinónimo de un bronceado permanente todo el año.Solo es un sitio con agua y arena. Superadlo.

4 "Deberías coger un poco de color"

Llegando a la playa "Llegando a la playa"

Tambiés es impensable que alguien no esté moreno en verano, no porque no pueda coger color, sino porque no quiera. A muchas personas no nos apetece tirarnos sobre una roca caliente cual iguana moribunda a absorber rayos de sol que cambien nuestro color de piel. "Tendrías que coger algo más de color". PUES IGUAL NO QUIERO. Déjame tranquila con mi sofá y mi aire acondicionado.

5 Pasear un día de verano es un paseo por Mordor

¿Y si no quiero ponerme morena?

Incluso cuando no vamos a la playa o a la piscina, los pálidos tenemos que sufrir quemaduras constantes bajo el sol. Un pequeño recorrido a pie de unos minutos en plena tarde es suficiente para que se nos evapore la piel o incluso el alma. Y la marca roja que deja, obviamente, no cuenta como bronceado. Gracias por nada.

6 "Te has quemado" / "Estás pelado"

Estás un poco pelado "Estás un poco pelado"

Nos pase lo que nos pase, siempre hay alguien dispuesto a señalarlo, puntualizando aquello con lo que nuestro cuerpo nos obsequia cada verano. "Uy, estás rojo", "te estás pelando", suelen apostillar algunos amigos al vernos. Porque está claro que nosotros solos no podemos darnos cuenta. Sí, soy un cangrejo. LO SÉ.

7 Blanco nuclear -> rosa palo -> rojo mutante

O rojo o nada, así es nuestra vida "O rojo o nada, así es nuestra vida"

Así es nuestra transición cuando decidimos que nos de el sol, suspirando por un bonito y sutil bronceado. Es hora de que la sociedad entienda que los pálidos en verano no siempre podemos aspirar a un precioso tono doradito. Son pocos los elegidos que consiguen semejante hazaña, los demás tenemos que conformarnos con alguno de los colores de la escala del rosa insano.

8 "No vas a la playa, ¿eh? Jejeje"

¿Por aquí se va a Marina d'Or? "¿Por aquí se va a Marina d'Or?"

En la Edad Media, ser pálido durante todo el año era sinónimo de pertenecer a un selecto grupo de la nobleza. Ahora, somos morlocks para el resto de la sociedad, que debe de pensar que en verano nos escondemos en nuestras cuevas huyendo del sol como los niños de 'Los Otros'. En realidad, podemos tener la misma vida social que los que se ponen morenos en verano, solo que es el sol quien prefiere no juntarse con nosotros.

Comentarios