Buscar
Usuario

Ciencia

El primer test de orina que predice el riesgo de ingresar en la UCI por contagio de coronavirus

Se trata de una prueba pionera que se ha testado en más de un millar de pacientes y que permite el uso eficiente de medicamentos.

El primer test de orina que predice el riesgo de ingresar en la UCI por contagio de coronavirus El primer test de orina que predice el riesgo de ingresar en la UCI por contagio de coronavirus

Foto: Envato Elements

La prueba proteína CoV50 es la primera prueba de orina que puede predecir un curso grave de Covid-19. Se trata de un test que permite predecir desde el primer día del diagnóstico de la infección y, con ello, permite realizar un uso eficiente de los medicamentos para combatir la enfermedad.

La prueba proteómica, que mide los marcadores moleculares en orina, predice cursos severos de la enfermedad SARS-CoV-2 y ha sido probada en más de 1.000 pacientes con Covid-19, como resultado del primer estudio clínico prospectivo a nivel mundial sobre la predicción del curso de la enfermedad Covid-19, publicado hace unos días en la revista The Lancet Digital Health.

Se trata de un estudio multicéntrico y el Hospital Universitario Virgen Macarena ha sido el único centro español que ha participado, gracias al diseño e implantación de un protocolo interno guiado por los Servicios de Infecciosos y Nefrología, junto al trabajo del Nodo Biobanco. El centro sevillano ejemplifica su plena disponibilidad dentro del ámbito investigador mundial relacionado con el coronavirus.

Esta prueba ha permitido predecir el curso de la enfermedad grave desde el primer día del diagnóstico y, en consecuencia, un uso eficiente de medicamentos contra el SARS-CoV 2. Se trata, según explican los especialistas intervinientes, "de una prueba proteómica que es un verdadero hito en la detección eficiente y oportuna de pacientes con Covid-19 propensos a complicaciones y que puede ayudar a reducir significativamente la carga de esta enfermedad pandemia a través de un pronóstico preciso y manejo de la terapia. Los cursos severos de Covid-19 todavía se cobran vidas todos los días y provocan daños significativos a la salud en aún más pacientes, como el llamado 'Covid persistente'".

La prueba de proteína CoV50 es la primera prueba de orina que puede predecir un curso grave de Covid-19, ya que en la primera detección de la infección ha demostrado su rendimiento en un estudio prospectivo. Demostró contar con un poder predictivo de pronóstico de más del 80% en el "punto final duro", la muerte.

Una terapia personalizada

Con los resultados de este estudio, que incluye a un total de 1.074 pacientes (1.012 en el original y 62 adicionales para demostrar su aplicación en la variante Ómicron), ahora se han publicado todos los hallazgos en la revista científica líder The Lancet Digital Health. La prueba abre la posibilidad de diseñar terapias dirigidas y personalizadas para cada paciente.

El análisis proteómico clínico es una tecnología innovadora que permite la detección de enfermedades a nivel molecular en un momento muy temprano. Las enfermedades no transmisibles generalmente se desarrollan a nivel molecular. Actualmente, estas enfermedades se detectan cuando la función de los órganos está reducida, generalmente demasiado tarde para una intervención terapéutica eficaz. La intervención tardía da como resultado una enfermedad crónica, una calidad de vida y una esperanza de vida reducidas.

El análisis clínico del proteína se centra en la reacción proteómica, del cuerpo al agente infeccioso, en este caso incluido el SARS-CoV-2. Por ello, y como también se muestra en el estudio, la predicción del curso grave generalmente es independiente de la cepa y también se predice con nuevas cepas, así como las variantes Delta y Ómicron.

Los antecedentes del análisis clínico del proteína de mosaicos

El análisis clínico del proteoma se ha desarrollado continuamente durante los últimos 20 años y ha demostrado su utilidad en más de 100 estudios clínicos, además de verse descrito en más de 400 publicaciones científicas. El análisis evalúa hasta 12.000 moléculas individuales por muestra de orina, lo que permite a los científicos sacar conclusiones detalladas sobre la salud del paciente basándose en un patrón validado.

Por medio de la firma proteica/huella digital molecular, la enfermedad puede detectarse en una etapa muy temprana, mucho antes de que se diagnostique con los métodos clásicos sobre la base de la función orgánica perdida. Esta huella molecular basada en el análisis clínico del proteoma permite el tratamiento en la etapa más temprana posible, cuando los medicamentos pueden actuar de manera más eficiente.

Artículos recomendados

Comentarios