Buscar
Usuario

Noticias

La policía indica que el hueso humano de un calcetín de Primark se introdujo en una fábrica del Tercer Mundo

La policía indica como principal tesis un problema en la fábrica y cierra la investigación sin apreciar delito.

La policía indica que el hueso humano de un calcetín de Primark se introdujo en una fábrica del Tercer Mundo

El hallazgo de varios huesos humanos en el interior de unos calcetines vendidos en Primark el 10 de diciembre de 2018 fue motivo de investigación desde que estalló, al entregarlos en comisaría, durante el mes de enero de 2019.

El artículo afectado se vendió en la tienda que Primark mantiene abierta en la localidad de Colchester (Reino Unido) y se fijó desde un primer momento una hipótesis clara: que los huesos humanos llegaron hasta el interior de los calcetines en las fábricas que Primark mantiene en varios países del Tercer Mundo.

Los análisis evidenciaron que el hueso se correspondía con una falange, aunque no con total probabilidad, ya que se encontraban completamente deteriorados. Además, no quedaba resto alguno de carne aferrada a ellos.

Las investigaciones se centraron desde el primer momento en la posibilidad de que existiera algún tipo de actividad criminal en alguna de las fábricas que Primark subcontrata en el extranjero.

Sin embargo, tras la investigación, esa tesis parece decaer: "En este momento, no se vincula el caso a ningún acto criminal", ha señalado un portavoz de la policía al diario británico The Guardian.

La policía considera que no existe indicio criminal en el hallazgo de unos huesos "La policía considera que no existe indicio criminal en el hallazgo de unos huesos"

La policía considera, además, que existe la posibilidad de que "se haya colocado el hueso en el calcetín en el país de origen donde se fabricó, aunque no se puede confirmar".

Estas son las conclusiones de la policía, que indica las dificultades que entraña esta investigación porque no se ha encontrado ningún rastro de piel ni otras partículas a su alrededor, así como ningún tipo de traumatismo reciente.

La compañía califica el asunto como "muy serio"

La publicación de este suceso generó un fuerte revuelo. Primark aseguró que la compañía estaba tomándose todo este asunto como algo "muy serio" y pidió disculpas a sus clientes "por cualquier angustia causada".

Ahora, prácticamente un año después, la multinacional irlandesa se suma a las tesis de la policía y da el caso por cerrado. Además, la compañía asegura que ha investigado a la fábrica que produjo el lote afectado y señala que no ha encontrado ninguna irregularidad.

Artículos recomendados

Comentarios