"Precariedad y vejaciones": así es trabajar con el hostelero que humilló a un joven negro

"Precariedad y vejaciones": así es trabajar con el hostelero que humilló a un joven negro

Varios exempleados relatan las pésimas condiciones laborales a las que se enfrentaron cuando trabajaron con Juan Peiró.

Noticias Dori Ayllón Dori Ayllón 20 Septiembre 2018 17:32

Las imágenes se han viralizado en cuestión de días. En ellas, aparece el propietario del restaurante Casa Zaragoza, situado en el paseo marítimo de Valencia. El hombre, tal y como se muestra en el vídeo, humilla a un joven negro que fue a su bar a cambiar a billetes que había conseguido ejerciendo como 'gorrilla'. El vídeo fue compartido por un cliente del local que decidió grabar el momento en el que el dueño, llamado Juan Peiró, se dirige de forma despectiva al chico por el hecho de ser extranjero.

"Coger -sic- toda la pasta posible y darnos por culo a los españoles, eh. ¿A que sí?", le dice en tono socarrón el propietario al chico que quiere cambiar su dinero mientras le da golpes en el hombro. Tras contar el dinero que traía, el agresor también le dijo a la víctima lo siguiente: "libre de impuestos, a la buchaca, eh. Y viva 'el Pedro Sánchez y la mujer', que ahora se ha hecho la presidenta de África, dentro de poco os llama a todos y os pone en la puerta para que os la folléis también". 

Sin embargo, no es la primera vez que el dueño de este bar profiere insultos y comentarios racistas, xenófobos y machistas a sus clientes, según informa El Diario. Y es que varios extrabajadores, la mayoría de ellos extranjeros, han denunciado en el citado medio que el propietario de este bar les vejó en repetidas ocasiones. Además, también denuncian las pésimas condiciones laborales a las que se enfrentaban: sueldo más bajo del que se refleja en las nóminas o jornadas interminables.

"Las nóminas son de 1.200 euros, que es lo que debíamos cobrar por convenio, pero él nos pagaba 800 euros", asegura uno de los extrabajadores mientras que otro explica que les obligaba a firmar la nómina y si no lo hacían les amenazaba con despedirles. Uno de ellos llega a comparar el programa 'Pesadilla en la Cocina' con trabajar bajo las órdenes del propietario racista, machista y homófobo. 

"Humillaba a todo el que no fuese blanco"

Según estos extrabajadores, su exjefe humillaba a todo el que no fuese blanco. Además, afirman que el chico que aparece en el vídeo es uno de los gorillas que cuidan los coches en la playa y que muchos de sus compañeros iban a este bar a cambiar las monedas por billetes. Y, según relatan, siempre que los veía "se metía con ellos". 

"Al chico que aparece al lado en el vídeo le llama 'sudaca', a la chica que aparece le decía 'negrita', y a otro compañero que era homosexual le feminizaba el nombre", relata uno de los exempleados que hablaron para El Diario. Otra extrabajadora sostiene que Peiró tiene varios locales repartidos por la ciudad de Valencia. Ella trabajó en uno situado en el centro, y reafirma las palabras de los otros excompañeros ya que destaca que a veces cobraban 30 euros al día por jornadas laborales de 10 horas. "No conocíamos lo que eran las vacaciones ni librábamos los fines de semana, quizás sólo un día entre semana", relata la extrabajadora. 

El dueño del local ha recibido varias acusaciones por las supuestas pésimas condiciones laborales de sus trabajadores "El dueño del local ha recibido varias acusaciones por las supuestas pésimas condiciones laborales de sus trabajadores"

En el vídeo, Juan Peiró espeta al chico negro que él paga impuestos porque es español: "Yo español y mucha razón, mira, limpitos para ti -le dice mientras le muestra el billete de 20 euros- y yo de aquí la mitad. Yo español y encima pago impuesto pa' ti". Sin embargo, sus exempleados garantizan que Peiró les hacía contratos de media jornada a pesar de que llegaban a trabajar 60 horas semanales. En este sentido también señalan que muchos compañeros "tenían pendientes de cobrar varios meses" y que algún domingo tuvieron que "hacer amago de huelga" para que les pagara "algo" ya que podían estar varios meses sin cobrar. 

Comentarios