Buscar
Usuario

Política

Casado aprovecha la salida de Sémper para recuperar el PP de Mayor Oreja y María San Gil

Pablo Casado tiene la intención de forzar un relevo en el PP vasco con el objetivo de devolver el discurso duro de María San Gil y Jaime Mayor Oreja.

Casado aprovecha la salida de Sémper para recuperar el PP de Mayor Oreja y María San Gil

El abandono de la política de Borja Sémper ha abierto el melón sucesorio en el PP vasco. La formación, dirigida hasta la fecha por el sorayista Alfonso Alonso, ha sido un quebradero de cabeza en esta nueva etapa por un motivo principal: su estrategia de competición frontal con los nacionalistas del PNV con el abandono de un discurso duro (propio de María San Gil o Mayor Oreja, hoy enfrentados con Alonso y Sémper) y un tono más cercano al regionalismo.

Sin embargo, Pablo Casado se encuentra completamente alejado de esa estrategia. Su papel en público es discreto, pero su pensamiento real lo demostró la portavoz del partido, Cayetana Álvarez de Toledo, cuando acusó a Alonso de "tibieza frente al nacionalismo". Unas declaraciones que levantaron todo un polvorín y que obligaron a Casado a viajar hasta el País Vasco para apagar el fuego. Pero solo de cara al exterior.

El líder de los populares ya está colocando a personas de su cuerda en la línea de salida con el objetivo de forzar un relevo en Euskadi, sí, pero de manera tranquila y menos traumática posible.

En ese sentido, la salida de Borja Sémper ha sido la oportunidad que Casado ha aprovechado para colocar a Borja Corominas como presidente interino de Guipúzcoa. Corominas es un aguirrista con un historial como concejal de Madrid cuando Esperanza Aguirre lideró este grupo en el Consistorio. En la actual dirección de Génova le consideran como una de las personas clave a la hora de retomar el discurso más duro de la época de María San Gil.

Casado ha aprovechado la salida de Sémper para endurecer el PP vasco "Casado ha aprovechado la salida de Sémper para endurecer el PP vasco"

Pero Corominas solo representa el último nombre de la quiniela. El líder del PP también ha colocado a uno de sus fieles, Íñigo Arcauz, como número uno para las generales por Guipúzcoa, con la total oposición de Borja Sémper. Además, Casado también ha apostado por Beatriz Fanjul, una jovencísima líder de 27 años completamente afín a la actual dirección y que consiguió el escaño número 89 en el Congreso. Ella suena como posible lideresa del partido en el futuro y, solo quizás, la encargada de articular un 'País Vasco Suma' con Ciudadanos y VOX en un territorio baldío para las dos últimas formaciones por el asunto de los fueros.

Por último, el nombre más controvertido lo representa Raquel González,  actual líder del partido en Vizcaya. Después de apoyar a Pablo Casado en las primarias, ha articulado su campaña para la Alcaldía de Bilbao con un discurso de corte xenófobo y fichando a la líder de extrema derecha Yolanda Couceiro, conocida en los medios de comunicación como la 'Marine le Pen española'.

María San Gil y Mayor Oreja

Pablo Casado quiere recuperar el PP de María San Gil y Mayor Oreja "Pablo Casado quiere recuperar el PP de María San Gil y Mayor Oreja"

En definitiva, el objetivo de Pablo Casado pasa por abandonar el tono más marianista que todavía mantiene el PP vasco con el objetivo de retornar a lo que, en el sector duro, se califica como las "esencias": el tono de María San Gil o Mayor Oreja, los sectores más conservadores del partido. De hecho, Génova ha tentado a ambos para retornar a la actividad política, pero ambos han declinado por sus proyectos en el ámbito privado.

A pesar de todo, en el PP vasco se entiende que Pablo Casado no iba a dejar de lado una renovación en Euskadi con el objetivo de alinear el discurso con la línea oficial que ahora defiende Génova.

Sin embargo, queda la duda sobre lo sucedido el pasado 28-A cuando, en pleno giro conservador del PP, el partido se quedó literalmente sin representación en el País Vasco. Los populares solo han recuperado presencia de esta formación en el Congreso de los Diputados el 10-N, después de un giro hacia la moderación y, en cierta medida, un corte tecnocrático. ¿Realmente se está realizando una estrategia de éxito?

Artículos recomendados

Comentarios