Por qué VOX se sitúa en el lado más extremo de la ultraderecha europea y es preocupante

Por qué VOX se sitúa en el lado más extremo de la ultraderecha europea y es preocupante

VOX se posiciona en los sectores más duros con medidas como la prohibición de partidos o el cuestionamiento de las libertades individuales.

El auge de VOX ha supuesto la entrada de la extrema derecha en España por todo lo alto. El partido de Santiago Abascal, que se había movido entre la irrelevancia política y postulados completamente marginales desde 2014, ha conseguido erigirse como el gran eje de la conversación política desde su espectular resultado con 12 escaños en las elecciones del 12-D al Parlamento de Andalucía.

Sin duda, uno de los más contentos con este éxito es Steve Bannon. El ideólogo de la campaña de Donald Trump ha conseguido crear un nuevo líder en España donde el resto de aliados en Europa solo veía a un candidato frustrado, incapaz de llenar mitines, demasiado 'blando' y sin éxito a la hora de despegarse del Partido Popular. Hasta hace poco, muchos le daban por muerto. Hoy es el responsable de decantar la balanza de la política nacional gracias a su posición como llave de gobierno en comunidades y ayuntamientos de toda España. Y, también, la esperanza de la derecha para que el bloque pueda recuperar el Gobierno de España.

Abascal siempre ha sido excluido en los grandes actos de la ultraderecha europea "Abascal siempre ha sido excluido en los grandes actos de la ultraderecha europea"

Pero, a estas alturas de esta era política... ¿Dónde colocamos a VOX dentro de esta paradójica internacional-nacionalista populista? ¿Acaso este ente, aparentemente homogéneo, no esconde corrientes y guerras internas? Pues sí y podemos concluir algo: VOX se encuentra en el extremo derecho de la extrema derecha.

Para intentar argumentar esta premisa, vamos a señalar la corriente a la que se adhiere VOX y luego vamos a desglosar algunos datos de los programas de esta entente nacionalista europea para conocer mejor cuáles sus diferencias internas y dónde se encuentra VOX.

Contexto: el referente del Grupo Visegrado

Los referentes más próximos de Santiago Abascal no se encuentran en el entorno de la Europa occidental. Las fotografías con Marine le Pen son una anécdota que esconde las diferencias con Salvini por apoyar la independencia de Cataluña y las rencillas por haber sido excluido durante años del centro de los actos de estos grupos.

En la realidad, los ojos de VOX se dirigen hacia el Este de Europa. Para Santiago Abascal, el modelo de España se encuentra en la Hungría del Fidesz de Viktor Orbán y el Partido Ley y Justicia que gobierna Polonia. De hecho, su programa parece calcado en muchos puntos.

El húngaro Viktor Orbán es uno de los máximos referentes de Santiago Abascal "El húngaro Viktor Orbán es uno de los máximos referentes de Santiago Abascal"

Polonia y Hungría, regidas por estos movimientos, son los que mayores quebraderos de cabeza de la UE y los países con mayores déficits de libertades de todo el eurogrupo. Ambas naciones son las denominadas como líderes del Grupo de Visegrado, ese conjunto de países del centro y del este de Europa que entraron en la UE por la vía rápida en 2004.

Por aquel entonces, el sueño de ahondar en la unión del Viejo Continente se unía a la sensación de simpatía que despertaba el recuerdo de la caída del Muro de Berlín. Quizás, quince años después de aquel suceso, alguien vio el cierre definitivo de una Guerra Fría que ya nadie recordaba.

Sin embargo, hay un problema: la rapidez en la entrada de estos países no permitió, a ojos de muchos, presionar para desarrollar un Estado de derecho consolidado, lo mismo que durante años sí se ha intentado con Turquía, aunque con pocos efectos reales.

Ahora, los gobiernos de estas naciones se encuentran unidos por los siguientes mantras: rechazo del corazón de la UE como un aparato burocrático que viola la soberanía nacional, rechazo de la inmigración irregular de la que culpan a Bruselas, una elevada presencia del catolicismo en su legislación y ciertos rechazos al pleno funcionamiento del Estado de derecho.

Los postulados que sitúan a VOX en el ala más radical de la ultraderecha europea

Puestos en contexto, vamos a pasar a analizar algunos de los postulados de VOX y compararlos con sus socios europeos para comprobar en qué espectro del ámbito conservador se sitúan.

1 El Estado de derecho

La visión del Estado de derecho de Abascal le sitúa en el lado más conservador de la ultraderecha "La visión del Estado de derecho de Abascal le sitúa en el lado más conservador de la ultraderecha"

El hecho de que Europa oriental se encuentra en plena regresión democrática no debería ser una novedad. El problema es que Santiago Abascal, como comentamos, acostumbra a defender estos movimientos que se aplican sobre todo desde Hungría y Polonia, mientras que deja entrever su interés por importarlos a España.

Uno de estos ejemplos los encontramos cuando la Hungría de Orbán decidió imponer penas de un año de prisión a personas que ayudasen a inmigrantes irregulares sin papeles. Otro de ellos: cuando incluyó un aumento de impuestos del 25% para ONG que, a su juicio, amparasen la inmigración irregular. Todo un coladero donde han caído organizaciones que simplemente se mostraban críticas con la acción del Ejecutivo.

Ante todo ello, Abascal jaleaba: "Lo que hace Hungría es lo que debería hacer España. Y es lo que haría y hará el Gobierno de España si dependiera, que dependerá, de los votos y escaños de VOX". Sí, un partido que será llave de gobierno.

Las diferencias en cuanto al Estado de Derecho son muy palpables en el resto de movimientos europeos. Por ejemplo, la posibilidad de ilegalizar partidos y ONG solo aparece en los programas de Hungría, Polonia, Italia y Holanda. Por el contrario, Marine le Pen, el FPO Austriaco y Alternativa por Alemania no se lo plantean.

2 Libertades individuales

El holandés Geert Wilders o Marine le Pen intentan seducir a la comunidad LGTBI apelando a la falsedad de una Europa islamizada "El holandés Geert Wilders o Marine le Pen intentan seducir a la comunidad LGTBI apelando a la falsedad de una Europa islamizada"

En cuanto a la cuestión de las libertades individuales, VOX basa sus posiciones en los preceptos más ajustados al catolicismo más 'rigorista'. Nuevamente, la posición de Abascal es la misma que Hungría y Polonia.

El resto de formaciones europeas mantienen un carácter secular, en el que la presencia de la religión se limita a reconocer el cristianismo como elemento central de la civilización occidental, no así como pilar cerrado de valores.

Las diferencias se encuentran en varios ámbitos. Por ejemplo, el PVV holandés no se muestra en contra de las políticas LGTBI e incluso hace esfuerzos por aglutinar su voto, como Marine le Pen (que en este caso sí critica este tipo de medidas) agitando el miedo a los musulmanes y un supuesto futuro en el que la Europa occidental terminaría regida por la ley islámica.

En cuanto otro de los puntos polémicos, el aborto, tanto el PVV holandés como Le Pen apuestan por mantener su regulación en la ley y nuevamente el PVV se muestra dispuesto a permitir leyes de género para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres.

3 Modelo económico, modelo social y Unión Europea

El asesor económico de VOX, Rubén Manso, defiende la derogación de la sanidad, pensiones y educación pública "El asesor económico de VOX, Rubén Manso, defiende la derogación de la sanidad, pensiones y educación pública"

Como hemos podido comprobar, los posicionamientos de VOX en el ámbito social son especialmente conservadores. Sin embargo, hay un punto llamativo, al menos a priori, sobre este partido: su carácter ultranacionalista se combina con una visión de la economía ultraliberal.

Para ello debemos señalar que el único punto en el que difiere con sus socios del Este de Europa se centra en la falta de un proteccionismo económico, ese proteccionismo que aplica Donald Trump desde que prometió instaurar aranceles. También Marine le Pen, que también defiende una profundización en el denominado Estado del Bienestar, eso sí, cerrado a quienes considera como nacionales.

La apuesta por el neoliberalismo, que aglutinó a los díscolos de Rajoy, Montoro y Sáenz de Santamaría que terminaron en VOX, también aparece en Alternativa por Alemania. Por cierto, ambos comparten un histórico viraje hacia posiciones abiertamente xenófobas, ya que los dos partidos surgieron como adalid del neoconservadurismo para adscribirse finalmente en la entente nacionalpopulista.

Llegados a este punto, llama la atención que se defienda el cierre de fronteras y a la vez se exija la eliminación de aranceles. Y, por otro lado, que se pida la salida de extranjeros por supuestos problemas a la hora de distribuir ayudas sociales, mientras que se defiende la abolición de esos servicios y ayudas. Quizás sean incongruencias.

El único punto que, por el momento, diferencia a VOX del resto de sus socios, se centra en la Unión Europea. Mientras que el resto de partidos, sobre todo los del grupo de Visegrado, apuestan por dinamitarla, el partido de Abascal parece dispuesto a mantenerla aunque con ciertas reformas, pero no sustanciales.

4 Modelo de país

Abascal quiere ilegalizar todos los partidos que, según él, "Abascal quiere ilegalizar todos los partidos que, según él, "atentan contra la unidad de España""

La gran mayoría de partidos de este movimiento ultranacionalista populista acostumbra a situar a la nación como uno de los ejes más destacados de sus discursos. Sin embargo, hay diferencias sustanciales y, nuevamente, VOX representa uno de los puntos más extremistas.

No hay que olvidar que la idea de España se encuentra en pleno cuestionamiento por parte del independentismo catalán y el movimiento de reacción que ha surgido en el resto del país, algo que evidentemente resulta una particularidad frente al resto.

Por ejemplo, la idea de aprobar una ley de protección máxima a símbolos nacionales solo se encuentra en Polonia, Hungría, la Reagrupación Nacional de Marine le Pen y VOX. En cuanto a la ilegalización de partidos y ONG que ya hemos comentado, VOX es uno de los pocos que hace especial incidencia en la cuestión nacional a la hora de censurar movimientos (aquellos que "atentan contra la unidad de España", dicen en su programa).

Menor diferencia hay con el nacionalismo centralista, que solo se excluye en el ya consolidado estado federal alemán y que, sin duda, no entraría en los planes de la Liga Norte italiana, que tradicionalmente abogó por separar la zona septentrional del país, la más boyante, del resto.

5 Mirada al pasado

El portavoz de la Fundación Franco, Jaime Alonso -izq- acudió al famoso acto de VOX celebrado en Vistalegre "El portavoz de la Fundación Franco, Jaime Alonso -izq- acudió al famoso acto de VOX celebrado en Vistalegre"

En cuanto a la valoración de la ola fascista que sacudió Europa durante el siglo XX, también hay diferencias. Por ejemplo, el húngaro Viktor Orbán ha pedido disculpas a Israel por la participación en el Holocausto. Por su parte, Marine le Pen se ha distanciado totalmente de su padre, Jean Marie, que llegó a relativizar las cámaras de gas que se cobraron la vida de seis millones de judíos; algo que se contrarresta con afirmaciones en las que cuestiona la responsabilidad de Francia en esta lacra ("si hay alguien responsable, son aquellos que estuvieron en ese momento", llegó a afirmar) o denominar a su nuevo partido con el nombre de una formación que colaboró con los nazis entre 1941 y 1944.

Por su parte, Santiago Abascal llegó a elegir como cabeza de lista por Albacete al historiador Fernando Paz, conocido en los círculos de la extrema derecha por, entre otras cosas, negar la existencia del Holocausto. El candidato finalmente renunció "para no perjudicar al partido", varios días después, entre muestras de apoyo del resto de sus compañeros, que nunca han condenado sus palabras.

Por otro lado, también hay constancia de los vínculos de la Fundación Francisco Franco con VOX. La organización, que ensalza la figura del dictador, llegó a enviar a su portavoz Jaime Alonso al acto de Vistalegre que llevó al partido al estrellato. Además, ha reconocido en repetidas ocasiones que financia a la formación. Estos movimientos recuerdan a los apoyos explícitos de Matteo Salvini al fasciscmo italiano de Mussolini, quizás el partido con el que mantiene mayores similitudes en este sentido.

El extremo que quiere extender tentáculos: el idilio entre Amanecer Dorado y Hogar Social

Hogar Social quiere seguir los pasos de Amanecer Dorado "Hogar Social quiere seguir los pasos de Amanecer Dorado"

El mayor extremo del auge de estos movimiento se encuentra, en parte, en el germen de su éxito: Amanecer Dorado. Este partido, abiertamente fascista (llegan a copiar hasta la estética y el característico saludo), fue un revulsivo en plena crisis financiera internacional que se extendió por todo el Viejo Continente a través de la ola euroescéptica.

Ahora, en pleno auge de VOX, Hogar Social, el movimiento español que copió la ayuda humanitaria exclusivamente para lo que ellos consideran como españoles (no tienen en cuenta la posesión del DNI e incluso la partida de nacimiento), ha decidido formalizar su candidatura como partido político. 

Sin duda, Marine le Pen, Salvini o Abascal no son lo mismo que Amanecer Dorado a nivel discursivo. La formación griega tendría su verdadero paralelismo en el refundado como partido, Hogar Social. Sin embargo, a pesar de las actuaciones de cara al público, siempre queda la duda: ¿Qué diferencias existen en realidad en la base de todos estos partidos, en el corazón de líderes que colocan como cabeza de lista para Albacete a una persona que niega la existencia de un episodio histórico que se cobró la vida de más de seis millones de personas?

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados