La historia de los policías que, cocinando para dos ancianos, se han ganado los corazoncitos de los internautas

La historia de los policías que, cocinando para dos ancianos, se han ganado los corazoncitos de los internautas

Cuatro policías de Roma se ganaron la simpatía de los italianos y el resto del mundo después de que compartiesen en redes sociales la comida que le habrían preparado a Jole y Michele, una pareja de ancianos.

Vida Ana Roca Montesa Ana Roca Montesa 22 Agosto 2016 16:10

Hay muchos tipos de historias. Historias que nos hacen reír, que nos hacen llorar. Que pasan desapercibidas o que nos llegan al corazón. Y la historia de estos cuatro policías pertenece a este último grupo. Quizá podamos pensar que una historia cuyos protagonistas van armados y saben defenderse necesariamente tiene que estar basada en la violencia, o cuanto menos, en la intriga, la acción y las sospechas. Sin embargo, esta historia nada tiene que ver con todo esto, es una historia de soledad y de ternura. Es la historia de cuatro policías que más allá de su profesión, de su uniforme y de su deber, también son personas. Pero como todas las historias, esta también tiene un principio...

Es un verano sofocante, el romano

Y ese principio -y la historia al completo- es lo que la policía de Roma ha convertido en un nuevo viral que está sacando una sonrisa y quizá alguna lagrimilla a los más de 70.000 internautas que ya han podido leer en Facebook 'Una historia de humanidad urbana'. Así es como han titulado el post en el que cuentan el por qué dos parejas de policías de la ciudad de Roma han acabado cocinando la cena para dos ancianitos en un momento que ha quedado inmortalizado y que ha recorrido ya todas las redes sociales.

Los cuatro policías cocinaron para los ancianos Jole y Michele "Los cuatro policías cocinaron para los ancianos Jole y Michele"

Jole y Michele son una pareja de ancianos, de 89 y 94 años respectivamente, que llevan casados casi 70 años. Y aunque pueda parecer una bendición el poder seguir disfrutando de la otra persona pese al paso del tiempo, lo cierto es que en la pareja hay un tercer integrante: la soledad. Nadie visita nunca a estos ancianos para quienes todos los días son iguales, mientras las horas avanzan lentas ante una televisión que se ha convertido en su única compañía.

A veces la soledad se derrite en llanto

En un llanto tan amargo y desconsolado que alguien llamó a la policía. Ese es el motivo por el que Andrea, Alessandro, Ernesto y Mirko -los cuatro policías romanos- acudieron a la vivienda del matrimonio ante la llamada de unos preocupados vecinos, que desconocían la causa de tal incontrolable sofoco.

Y puede que no se tratara de una arriesgada operación de rescate, pero a lo que estos cuatro policías -ahora ya héroes anónimos- tuvieron que enfrentarse al llegar a casa de Jole y Michele fue mucho peor. Salvar una vida puede entrañar ciertos riesgos, pero, ¿cómo salvar la alegría de vivir de dos almas que ya solo se tienen la una a la otra?

Los cuatro policías romanos se han convertido en hérores "Los cuatro policías romanos se han convertido en hérores"

Ardua tarea la que tenían por delante los carabinieri, que sin embargo supieron hacerle frente a la situación con una solución a la altura de las circunstancias. Tras asegurarse de que Jole y Michele se encontraban en perfecto estado -físico, al menos- y mientras esperaban a la ambulancia para corroborar lo que ellos ya habían observado, se dirigieron a la despensa de la casa y comenzaron a preparar una sencilla pero agradable cena para estos dos ancianos que ya habían conseguido ahuyentar un poco la pena.

La receta de semejante manjar no fue otra que pasta con mantequilla y queso. Y el ingrediente secreto que toda gran historia debe aportar: los policías cocinaron con "toda su humanidad".

El final de la historia es el que ya todos conocemos: un post en Facebook que se ha hecho viral, dos ancianos que, en su soledad, han podido comprobar que todavía queda gente buena en el mundo y una reflexión por parte del artífice de todo este despliegue: el community manager de la policía romana.

Esto es lo que significa estar siempre ahí

Un bonito ejemplo de lo que hace falta en esta sociedad, en la que además de guerras, violencia, extorsiones y maltrato, también hay noticias buenas. Un gesto que le está valiendo a estos cuatros policías de Roma para ganarse el cariño y la simpatía de cientos de personas que sin duda se han conmovido al conocer la historia de Jole y Michele.

Comentarios