Un policía mata a un niño negro por apuntarle con una pistola de juguete

Un policía mata a un niño negro por apuntarle con una pistola de juguete

Un policía estadounidense dispara contra un niño negro de 13 años que había amenazado al agente con una pistola que después descubrirían que era de balines, reabriendo el debate de la brutalidad policial.

Noticias Álvaro Valadés Martínez Álvaro Valadés Martínez 19 Septiembre 2016 10:04

Un policía de Ohio mató el pasado miércoles a un menor de 13 años de origen afroamericano, tras sacar una pistola de balines que el oficial confundió con un arma de fuego, según recoge The TelegraphEl joven, Tyree King, recibió numeroros disparos de bala tras los cuales fue trasladado de inmediato al hospital, donde finalmente murió.

Ahora, el caso ha sido abierto para investigar la culpabilidad del disparador, Bryan Mason, que llevaba nueve años en el cuerpo de policía y cuya zona de trabajo había sido asignada en el barrio donde sucedió el tiroteo. El suceso ha reabierto el debate sobre la brutalidad y el racismo policial que en los últimos meses se viene produciendo con fuerza en EEUU y que desencadenó el tiroteo de Dallas.

Los sucesos fueron declarados por el propio agente y otros dos testigos. El inicio de los hechos se remonta a una llamada a las 8 de la tarde denunciando un robo a mano armada y señalando a tres posibles sospechosos. Cuando los agentes llegaron al lugar de la descripción, Tyree y otro chico echaron a correr, motivo por el que los policías les persiguieron hasta un callejón. En este momento, King sacó la pistola de balines para amenazarles y Mason pofirió reiterados disparos contra el cuerpo del chico. El otro chico no resultó herido.

La pistola de balines que sacó Tyree (Columbus Ohio Police) "La pistola de balines que sacó Tyree (Columbus Ohio Police)"

Mason alegó en su defensa que la pistola era realmente parecida a las que usan en el cuerpo policial, y que no llevaba el distintivo naranja que indica que no es un arma de fuego. 

La polémica se debate ahora entre el argumento del policía, y el de la extrema desconfianza y violencia racial que aún existe en los Estados Unidos, también en casos policiales. No se trata, de hecho, del primero de este tipo. Ya hace dos años que tuvo lugar el caso de Tamir Rice, otro joven negro de 12 años de Ohio que murió en manos de un policía que le disparó por sacar una pistola de mentira. En la mayoría de los anteriores casos, los policías han salido ganando los juicios amparándose en el derecho a la autodefensa. 

La investigación finalizará cuando la fiscalía determine si existen cargos legales que imponer contra el policía, o si, por lo contrario, podrá quedar en libertad. Se desconoce si alguna cámara de vigilancia de la zona podría confirmar la versión de los agentes.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados