Buscar
Usuario

Política

El policía de Madrid que dimitió por ir a una protesta neonazi mantiene un puesto público

Este portavoz sindical acudió a la estación de Atocha para recibir a los miembros del Parlament que declaraban en el TS para insultarles.

El pasado 2 de noviembre Julián Leal Luna, el entonces Secretario de Difusión y Prensa del Colectivo Profesional de la Policía Municipal (CPPM) de Madrid acudió a una concentración neonazi organizada por los extremistas de Hogar Social para increpar e insultar a los miembros de la mesa del Parlament disuelto.

Estos políticos catalanes acudían a Madrid para testificar ante el Tribunal Supremo y se encontraron con un tumulto de neonazis que les llamaron "hijos de puta", "traidores", "basura", "cobardes" o "golpistas", entre otras bajezas. Leal estaba junto a los neonazis y lanzó una bandera de España contra el vehículo en el que estaban.

Estos hechos publicados por la prensa obligaron a este agente municipal a presentar su dimisión tras más de siete años en ese puesto, según sus propias declaraciones, "para no dañar" la imagen y la labor de sus compañeros.

Julián Leal Luna durante su participación en la concentración neonazi "Julián Leal Luna durante su participación en la concentración neonazi"

Sin embargo, Leal todavía mantiene un puesto en el Tribunal de oposiciones que tramita la incorporación de nuevos policías al cuerpo -aunque sin derecho a voto- gracias a que sigue siendo uno de los liberados del colectivo del que dimitió. Su presencia es de mero observador, puede asistir a las reuniones y representa a la Junta de Personal de la Policía de Madrid que él mismo preside. En este órgano del cuerpo, CPPM tiene mayoría de representantes.

El Ayuntamiendo dirigido por Manuela Carmena ha explicado que la presencia de sindicatos en este tribunal se debe a un acuerdo alcanzado hace varios años entre los sindicatos y la Dirección General de la Policía de Madrid. Fuentes del consistorio madrileño han asegurado a El Diario que se está estudiando expulsarle de este tribunal.

Participante del chat que insultó y amenazó a Carmena

Manuela Carmena, periodistas, inmigrantes y políticos de izquierda fueron insultados y amenazados en un chat de policías municipales de Madrid "Manuela Carmena, periodistas, inmigrantes y políticos de izquierda fueron insultados y amenazados en un chat de policías municipales de Madrid"

La asistencia de este agente policial a la concentración de neonazis para insultar a los políticos catalanes es un hecho que puede tener correlación por la presunta forma de pensar que el propio Leal ha dejado al descubierto en un chat de WhatsApp, donde varios policías municipales de Madrid insultaban y amenazaban a Carmena, periodistas o políticos de izquierda.

Leal ha sido, según las informaciones reveladas por El Diario, uno de los integrantes de este grupo en el que se lanzaron proclamas contra diferentes personalidades de izquierda, se ensalzó el fascismo, el nazismo y el franquismo y se incitó al odio contra los inmigrantes. 

Precisamente, en referencia a los extranjeros que residen de manera ilegal en España, Leal lanzó varios mensajes que atentaban contra la dignidad humana de todos ellos. "En toda España, ilegales FUERA... esa es la Ley. Sin miramientos. Y al que delinca, fuera", escribía. Asimismo, pide en el chat que las fronteras estén "bien cerraditas" y vigiladas por el Ejército. Además, aplaude un comentario de otro compañero en el que pide electrificar las vallas de Ceuta y Melilla y propone lapidar a los inmigrantes cuando otro agente aseguraba que "esto con Franco no pasaba".

Hasta ahora, estos mensajes se encuentran siendo investigados por un juez de Madrid. Tres agentes han sido suspendidos del cuerpo y se les ha retirado tanto el arma como la placa. La denuncia la presentó uno de los integrantes del chat que fue amenazado por varios de sus compañeros. Tras hacerse públicos estos hechos, estas amenazas han ido in crescendo.

También el Ayuntamiento de Madrid se encuentra investigando estos comentarios racistas, xenófobos y amenazantes mientras que el CPPM ha respondido de manera tibia cargando contra el agente que denunció los vergonzosos hechos por "buscar comentarios aislados sin conocer el contexto". Además, tachó a los agentes suspendidos de ser "rehenes" de Carmena.

Artículos recomendados

Comentarios