Buscar
Usuario

Noticias

La policía de California asesina a un joven hispano desarmado, arrodillado y con las manos arriba

El joven fue abatido por un agente de policía cuando estaba desarmado, arrodillado y con las manos en alto.

La policía de California asesina a un joven hispano desarmado, arrodillado y con las manos arriba

Sean Monterrosa, un joven de 22 años de San Francisco ha muerto asesinado por un policía de Vallejo, California, que le disparó cuando su víctima estaba arrodillada, con las manos hacia arriba y sin portar ningún tipo de arma.

Shawny Williams, jefe de la Policía de Vallejo, ha asegurado que los agentes sospechaban que tenía la intención de ingresar en una farmacia para robar en el establecimiento.

En ese momento, fue detenido, tras lo cual quedó arrodillado en el suelo y con las manos en alto. En ese momento, el agente abrió fuego contra él sin mediar palabra, hasta que finalmente acabó con su vida.

El agente asegura que notó un bulto bajo la sudadera del joven, que confundió en ese momento con una pistola. Sin embargo, se trataba de un martido que el joven de 22 años no podía utilizar porque estaba inmovilizado.

Lejos de advertirle o intentar arrebatar el martillo, el policía decidió acabar fríamente con su vida: "Este individio parecía estar corriendo hacia el sedán negro, pero de repente se arrodilló y levantó las manos, revelando en ese momento lo que parecía ser el extremo de un arma de fuego", justifica Shawny Williams, jefe de la Policía de Vallejo, al portal Newsner.

Sin embargo, no había pistola: "Las investigaciones desvelaron después que el arma era realmente un martillo largo de 15 pulgadas metido en el bolsillo de su sudadera", ha detallado.

Sean Monterrosa fue abatido por la policía cuando estaba arrodillado, desarmado y con los brazos en alto "Sean Monterrosa fue abatido por la policía cuando estaba arrodillado, desarmado y con los brazos en alto"

Williams se ha negado a responder si aprecia un uso excesivo de fuerza en este caso y ha remitido al fiscal del distrito de Solano para determinar si el agente cumplió con la ley o se extralimitó en sus funciones. La identidad del agente todavía no ha sido revelada.

Piden publicar los vídeos corporales del agente

El abogado de la familia del joven, John Burris, ha solicitado los vídeos corporales del agente, grabados con una cámara de seguridad incorporada a su uniforme. Esta es la prueba más evidente sobre lo que sucedió aquella jornada, aunque la Policía todavía no ha facilitado las imágenes.

Su madre, Wendy Tavares, así como la familia, están devastados con la muerte: "Sean fue asesinado a tiros por la Policía de Vallejo. Ahora tenemos al abogado de derechos civiles y brutalidad policial, John Burris, asumiendo el caso", ha asegurado Tavares.

La Policía se ha dado un plazo de 45 días para hacer públicas las imágenes. El abogado del joven ha cuestionado seriamente que el joven desarmado y arrodillado con las manos en alto pudiera representar cualquier tipo de amenaza para la Policía.

Artículos recomendados

Comentarios