Buscar
Usuario

Noticias

La policía belga interrumpe otra orgía con 52 personas frente a una clínica de enfermos de Covid-19

Las fiestas sexuales se están multiplicando en Bélgica pese a la grave situación por la que atraviesa el país debido a la pandemia.

La policía belga interrumpe otra orgía con 52 personas frente a una clínica de enfermos de Covid-19 La policía belga interrumpe otra orgía con 52 personas frente a una clínica de enfermos de Covid-19

Más de medio centenar de personas gozaban de una orgía en la localidad de Saint-Mard, en Bélgica, cerca de la frontera con Francia, en una casa situada frente a una clínica de enfermos de Covid-19. La policía belga interrumpió la fiesta sexual donde no se respetaban las restricciones implantadas en el país para contener la pandemia.

Fue de madrugada cuando las autoridades llegaron al lugar donde se celebraba la bacanal tras ser alertados por los vecinos. Allí fueron identificadas las 52 personas que participaban en la sesión de sexo, entre los que se encontraban varios hombres franceses y algunas chicas de compañía. Todos ellos se habían reunido para celebrar un cumpleaños en la segunda vivienda de un residente de la ciudad belga de Amberes. La Policía les encontró a todos desnudos o semidesnudos en pleno apogeo sexual.

Por participar en la fiesta ilegal fueron sancionados con una multa de 250 euros por incumplir las medidas anticovid, y dos de ellos fueron multados además por posesión de narcóticos y cápsulas de gas de la risa.

Casa en la que se celebraba la orgía con 52 personas en Bélgica "Casa en la que se celebraba la orgía con 52 personas en Bélgica"

La moda de las orgías

Esta orgía no se trata de un hecho aislado, por lo que las autoridades belgas están reforzando la vigilancia para controlar que estas fiestas sexuales multitudinarias no se celebren en mitad de la pandemia, con el consiguiente peligro para la salud púbica que suponen pues no se respetan las medidas de seguridad.

El mayor escándalo estalló el pasado 27 de noviembre cuando la policía interrumpió una orgía con 25 hombres en Bruselas, la capital belga. Este suceso adquirió una importante notoriedad pues en la fiesta sesexual participaba József Szájer, eurodupitado húngaro ultraconservador, miembro fundador del Fidesz, el partido del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, que se iPhone a los derechos LGTBI. El escándalo le costó su dimisión.

Solo una semana después de aquella orgía, la policía belga tuvo que frenar otra en la localidad de Paal, en el este del país, en la que participaban diez personas, Esta vez tuvieron que intervenir los bomberos ya que los participantes se negaron a abrir la puerta y una mujer fue detenida por negarse a cooperar con la policía.

Artículos recomendados

Comentarios