Podemos cede a la presión de los independentistas y recurre el 155 ante el Constitucional

Podemos cede a la presión de los independentistas y recurre el 155 ante el Constitucional

La formación morada dispone de los 50 diputados necesarios para proceder a recurrir esta medida ante el TC.

Podemos recurrirá el artículo 155 aprobado en el Senado por el PP, PSOE y Ciudadanos para evitar una legalidad paralela en Cataluña. El líder de la formación, Pablo Iglesias, ha anunciado en los pasillos del Congreso de los Diputados que llevarán este apartado de la Carta Magna española ante el Tribunal Constitucional (TC), según informa El Mundo.

El partido morado ya votó en contra de su aprobación en la Cámara Alta. Sin embargo, los independentistas no han parado de presionar a Iglesias y los suyos para que tomen medidas efectivas y no solo se queden en el mero discurso contrario al 155. Podemos ha cedido así al discurso de los partidos soberanistas en el Congreso (ERC, PDeCAT). 

Gabriel Rufián, diputado y portavoz de ERC, pidió a la formación de izquierdas que recurriera ante el TC este artículo que ha supuesto, según él, "un golpe de Estado" al gobierno de Cataluña y a su autonomía. Ahora, celebran este paso dado, aunque afirman que todavía no les han transmitido esta decisión.

Podemos tiene la fuerza necesaria

Podemos ha criticado tanto el 155 como la DUI "Podemos ha criticado tanto el 155 como la DUI"

Los morados tienen los diputados necesarios para llevar a cabo un recurso ante el órgano que vela por el cumplimiento de la Constitución. Ni ERC, ni PDeCAT, ni EH-Bildu suman en su conjunto los 50 parlamentarios indispensables para esta acción. El grupo confederado de Unidos Podemos, sí: disponen de 71.

Iglesias se encontraba en una posición de ambigüedad desde que el conflicto catalán se recrudeció en los últimos meses. Entre sus filas rechazaban tanto la aplicación del 155 por parte de Rajoy como la declaración unilaterial de independencia por parte de la Generalitat. El partido ha apostado por una tercera vía: un referéndum pactado en el que solo los catalanes puedan decidir sobre su futuro. Además, considera a los exconsellers y a 'los Jordis' como "presos políticos" y ha pedido su excarcelación junto a ERC, CUP y PDeCAT.

Sin embargo, esta actitud no le está granjeando muchos apoyos en el resto de España. Casi todas las encuestas ofrecen un panorama desolador: en algunas, Ciudadanos se acercan peligrosamente a la tercera posición nacional. Pero en otras, la formación de Albert Rivera ocupa el tercer puesto y 'sorpassa' al partido de Iglesias.

La postura de Podemos no solo ha generado una fractura entre sus votantes. También entre sus cargos y diputados existen varias corrientes. Una de las más destacadas es la defendida por Carolina Bescansa, fundadora del partido y actual diputada en el Congreso. En una dura autocrítica, Bescansa pedía a Iglesias que hablara más a los españoles y menos a los independentistas para lograr así crear un proyecto de país.

Está por ver si la formación morada consigue demostrar que las encuestas se equivocaban o, al menos, logran una remontada como la vivida durante las primeras elecciones generales a las que se presentó. En aquella ocasión, los mismos sondeos auguraban una tercera posición para Ciudadanos. Algo que finalmente no ocurrió.

Comentarios