¿Por qué la piscina de saltos se volvió verde? Nueva polémica en las infraestructuras de Río 2016

¿Por qué la piscina de saltos se volvió verde? Nueva polémica en las infraestructuras de Río 2016

La piscina de la competición de saltos de Río 2016 alarmó este martes a atletas y público, que observaron cómo lentamente sus aguas iban mutando de un color azul cristalino a un verde enturbiado.

Vida 10 Agosto 2016 09:24

Atletas y público de la competición de saltos femenina celebrada este miércoles fueron testigos de un acontecimiento único, casi milagro: las aguas de la piscina fueron enturbiándose lentamente y mutando su color azul cristalino en verde. Vamos, que si llegan a aparecer peces multiplicados por ahí habríamos pensado que el Cristo Redentor estaba haciendo de las suyas.

Los asistentes comenzaron a alarmarse con toda la razón del mundo.

Y es que es evidente la diferencia entre esta fotografía, tomada durante las competiciones del 7 de agosto...

Competición de saltos con el agua cristalina "Competición de saltos con el agua cristalina"

...y estas, tomadas este martes en el mismo estadio, el Centro Acuático Maria Lenk.

¿Por qué el agua de la piscina es verde? "¿Por qué el agua de la piscina es verde?"

De hecho, si se compara la piscina de saltos con la de natación, situadas una junto a la otra, la diferencia de color es abismal.

No hay color "No hay color"

Y a pie de pista el color verde era incluso más escalofriante todavía.

Verde, que te quiero verde "Verde, que te quiero verde"

Pero, ¿a qué se debe esta mutación de color?

Una gran parte de los presentes, desde deportistas a medios pasando por el público, mostraron su preocupación por el color verde de la piscina. "Ermmm... ¿qué ha ocurrido", tuiteaba el medallista británico Tom Daley, mientras que muchos otros se preguntaban si era peligroso. Un temor comprensible después de que The New York Times asegurara hace unos días que "los atletas nadarán en mierda humana".

Desde la organización de Río 2016 hicieron un llamamiento a la calma y aseguraron que estaban investigando el origen de este color: "Es muy importante para el comité organizador de Río 2016 asegurar la más alta calidad del campo de juego", declararon, mientras aseguraban que "se han realizado análisis del agua de la piscina de saltos del Centro Acuático Maria Lenk y no se ha encontrado ningún tipo de riesgo para los atletas".

Una vez aclarado esto, las diferentes teorías comenzaron a emerger. Lo primero que se descartó es que fuera cualquier tipo de tinte acorde a los colores brasileños: "Es Brasil y todo es verde aquí, así que quizás es una decoración para que sea todo más bonito", bromeaba la atleta mexicana Paola Espinosa. La BBC apuntaba que las aguas no se habían tratado con el cloro correspondiende: "Si no se trata el agua de la piscina se vuelve verde. No tiene buena pinta pero no es peligroso", recogía.

La diferencia del color del agua, desde dentro "La diferencia del color del agua, desde dentro"

El entrenador canadiense Mitch Geller parecía coincidir con esta teoría, razón por la que, teniendo en cuenta las condiciones de calor y humedad, se habría multiplicado rápidamente un alga o alguna bacteria: "Creo que el filtro se ha atascado pero no estoy seguro. No es realmente peligroso. No es tóxico, ni está sucio ni nada de eso. Parece que ha ido a peor durante la competición". No obstante, indicaba que podría suponer una dificultad para las atletas participantes: "Están acostumbradas a ver el agua. [...] La parte visual es muy, muy importante en los saltos".

Espinosa asentía en cuanto a que las aguas se habían vuelto muy oscuras, especialmente hacia la mitad, si bien negaba que olieran o que le hubieran producido cualquier daño en la piel. La medallista canadiense Meaghan Benfeito declaraba entre risas: "La única cosa que hemos dicho es 'no abras la boca en el agua, por si acaso'".

Estas aguas verdes provocadas por un alga como consecuencia de la falta de limpieza es la última polémica sobre las condiciones de la Villa Olímpica, de la que varias delegaciones han denunciado su estado ruinoso e incluso algunos atletas han compartido imágenes en Twitter arreglando partes de las habitaciones.

Comentarios