El padre de Julen: "Me maldigo. Cierro los ojos y veo lo mismo, el pozo"

El padre de Julen: "Me maldigo. Cierro los ojos y veo lo mismo, el pozo"

José Roselló, el padre de Julen, concede una entrevista para expresar el agradecimiento a todos las personas que les han apoyado.

No hay ánimos ni pésames que impidan recordar la imagen del pozo a José Roselló, el padre de Julen, durante estos días. "Yo cierro los ojos y veo lo mismo, el pozo", decía Roselló al Diario Sur en una entrevista. Desde que enterraron a su hijo el domingo, acompañados de cientos de personas, en el cementerio de Totalán (Málaga), ha intentado hacer una vida normal, pero le es casi imposible.

Sus amigos y familiares han intentado de alguna manera que el padre de Julen aleje su cabeza, aunque sea unas pocas horas, de ese maldito pozo. Unos esfuerzos que José agradece infinitamente diciendo que son "los mejores del mundo". Sin embargo, le resulta difícil ocultar sus sentimientos y pensamientos. "Me maldigo, maldigo ese día. En qué mala hora fui yo allí... Ya no volveré a ir al campo. Ni me comeré más un plato de paella", decía dolorosamente al Diario Sur.

El otro foco de recuerdos es su domicilio donde vivía, junto a su mujer Vicky y Julen. Son gigantescos los recuerdos que invaden su cabeza de la pareja cuando entran en el hogar emplazado en la barriada malagueña de El Palo, según explica el padre. "Antes, vivíamos con mi familia, pero cuando pasó lo de Oliver, nos tuvimos que ir porque todo eran recuerdos. Y ahora igual. Entras y empiezas a ver muñecos, pelotas... Llevamos tres o cuatro días quedándonos en la casa de un amigo y solo vamos a la nuestra para dormir", explica Roselló.

Da las gracias a todos

José Roselló, hablando con los medios durante el rescate "José Roselló, hablando con los medios durante el rescate"

Roselló también quiere "dar las gracias" en esa entrevista a los medios de comunicación por todo su apoyo e interés durante los días que duró el rescate, pero deja claro que "no quiere más entrevistas" y que ha usado esta para "trasladar ese agradecimiento y que no quede la queja".

El padre de Julen confiesa que él y su mujer estarán "eternamente agradecidos" a la "Guardia Civil, bomberos, mineros, ingenieros, operarios, psicólogos, emergencias 112, voluntarios de Protección Civil, vecinos de Totalán, de El Palo... A la mujer que nos cedió la casa, al coronel y a la subdelegada, que me han escuchado, con mis quejas, con mis protestas, pero que nos han dado un trato maravilloso. Y a los periodistas, que nos escucharon cuando pedíamos más medios para la búsqueda y que, salvo excepciones, nos han tratado bien" y, además traslada que se han "sentido muy arropados"todo este tiempo.

Comentarios