Buscar
Usuario

Política

Por qué Pablo Casado ha ganado a Soraya en su discurso y con ello las primarias

El discurso previo a la votación es fundamental ante una gran parte de compromisarios que llegan indecisos a la votación.

Pablo Casado ha conseguido vencer rotundamente a Soraya Sáenz de Santamaría en el discurso que precede a la votación de las candidaturas. Se trata de un punto especialmente importante, ya que la mayoría de los compromisarios aún se muestra indeciso. ¿Influye también en su rotunda victoria? Quizás.

En ello, quizás influye el beneficio de contar con la segunda posición ante la tribuna y, por tanto, con el beneficio de la réplica. Mientras que Soraya ha querido recordar a "todas las mujeres del PP que han tenido cargos relevantes" mientras que se olvidaba de Cospedal o Aguirre; Casado ha comenzado su intervención a apelando a su "buen papel como exvicepresidenta". También ha exaltado al barón gallego Alberto Núñez Feijóo, el exsucesor nato de Rajoy, que ha recogido con agrado el guante a pesar de que aseguró que no contaba con intención de posicionarse en este proceso.

El discurso de Soraya ha contado con un tono más frío que el de su rival "El discurso de Soraya ha contado con un tono más frío que el de su rival"

Los gritos de "unidad" han sido una constante entre los asistentes al congreso. Soraya ha sido menos hábil en este punto y no se ha esforzado en esconder algunos dardos hacia Pablo, aludiendo incluso a su nombre cuando le recriminaba "no haberse incluido en su candidatura de unidad tras haber ganado ante la militancia". Casado ha vencido en este punto, fundamental entre los militantes, asegurando que no publicará su organigrama completo porque "quiere integrar a todo el equipo que su rival estime oportuno" incluso sin rechazar a la propia Soraya. Todo un golpe que deja a K.O. a la exvicepresidenta, porque, a pesar del pasado ofrecimiento de ella, no hay que olvidar que su rival ofrece ahora esa unidad pero contando con los votos de los compromisarios a los que se está dirigiendo.

Los dardos de Casado a Soraya han sido más sutiles, pero con la habilidad de erigirse como una especie de 'defensor' de los compromisarios. Por ejemplo, cuando ha gritado a viva voz, literalmente, que "no ha llamado a nadie para forzar su voto, porque hay que garantizar que se vota en libertad". Según varios medios, la candidatura de Soraya sí ha optado por esta vía.

La ruptura o vinculación con los sectores más duros ha sido una constante en estas primarias. Soraya ha apostado por una candidatura "en positivo", aunque ha excluido a José María Aznar, que ni siquiera ha sido invitado al Congreso.

Casado ha asegurado que "no puede criticar a ninguno de los expresidentes del partido, porque eso no sería defenderlo", a pesar de las críticas veladas que ha realizado a toda la etapa de Rajoy.

Gestión frente a ideología

El discurso de Casado mantiene una fuerte carga ideológica "El discurso de Casado mantiene una fuerte carga ideológica"

El discurso de Soraya ha sido mucho más frío que el de Casado, que ha optado por apelar a los sentimientos ideológicos de gran parte de las bases. Se trata de uno de los grandes problemas de la exvicepresidenta, que parecía más preocupada por demostrar que sí es del PP antes que en evidenciar su proyecto de futuro.

Casado, que se erige como el candidato de la 'renovación', se ha dedicado a apelar a todos los sentimientos de la militancia más tradicionalista del partido. A través de un recorrido por todas las autonomías españolas, el candidato ha aprovechado para erigirse como defensor del mundo rural, de la unidad de España o de la defensa de las víctimas del terrorismo.

Este último punto ha sido delicado en la campaña. La hermana de Miguel Ángel Blanco, Marimar, es todo un símbolo del partido. Desde el primer momento se ha posicionado cerradamente con Soraya, a la vez que ha denunciado presiones.

Casado, sin embargo, ha querido lanzar otro de esos dardos velados hacia Soraya, como recordar la salida de algunos presos de ETA (todos la acusan de favorecer la excarcelación de Bolinaga en 2012 en cumplimiento de una sentencia europea).

Otros asuntos como la eutanasia, el aborto o la 'familia' (apela al contexto demográfico, aunque no especifica si ello influye e el matrimonio igualitario) han sido clave en su discurso. Quizás este sea uno de los puntos en los que ha flaqueado, ya que Soraya le recrimina su "falta de claridad", lo que implica "falta de ideas o, por el contrario, miedo a decirlas": ¿un apunte a su vínculo con Hazte Oír?.

Casado, ha consigue, con ello, erigirse como verdadero garante de la unidad del partido y defensor de las ideas más conservadoras del partido. El candidato a recibido repetidos  gritos de "presidente" y una ovación mucho más cerrada que la que obtuvo Soraya.

Artículos recomendados

Comentarios