Buscar
Usuario

Vida

La Organización Mundial de la Salud pide que desaparezcan las pruebas de virginidad

Este tipo de pruebas no tienen ningún valor científico y solo pretenden controlar el cuerpo y la sexualidad de las mujeres.

Que en pleno siglo XXI la igualdad entre hombres y mujeres no es real es un hecho incontestable. El feminicidio es una de las mayores lacras de nuestro tiempo por la que millones de mujeres a lo largo de planeta mueren asesinadas a manos de hombres por el mero hecho de ser mujeres. La sociedad heteropatriarcal en al que vivimos da lugar a este tipo de crímenes que, de igual modo, también avala otros tipos de violencia contra las mujeres. 

Sobre la mujer aun pesan demasiados estigmas que la sociedad lleva siglos imponiéndole. El principal, sin duda, es sobre su vida sexual, la cual, aún hoy en día, sigue sin pertenecerles al 100%. La vergüenza, la culpa y el pecado son los lastres que históricamente se han colgado sobre la sexualidad femenina relegándola a un mero objeto para el placer del hombre. De esta manera, la virginidad de ellas se ha asumido como un valor (y una condena) que no se les exige a ellos.

Aunque nos parezca muy lejano, existen veinte países donde las mujeres son sometidas a pruebas poco ortodoxas cuyo obetivo es comprobar si sexualmente siguen siendo vírgenes. Con ello se trata de valorar si una mujer es merecedora de un marido o, incluso, de un puesto de trabajo. En algunos países, incluso, es común que se hagan pruebas de virginidad a víctimas de violaciones para determinar en, en efecto, ocurrió.

Los encargados de "juzgar la virtud, el honor y el valor" de una mujer son doctores, policías o líderes comunitarios. La prueba consiste en inspeccionar el himen para ver si se ha desgarrado o el tamaño de la abertura, pero también se llegan a insertar dedos en la vagina. Una práctica inhumana contra la que la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con la Oficina de Derechos Humanos de la ONU y ONU Mujeres, ha emitido un comunicado oficial condenatorio.

Virginidad, discriminación y vulneración de derechos

La virginidad femenina, de obligado cumplimiento de cara al matrimonio en muchos países "La virginidad femenina, de obligado cumplimiento de cara al matrimonio en muchos países"

Según apunta la OMS, la virginidad no se trata de un término médico no científico, sino de un concepto social, cultural y religioso que "refleja la driscriminación de género". Esta concepción de la virginidad femenina, tal y como denuncian, está basada en estereotipos que reducen la sexulidad de las mujeres al matrimonio, una noción que, señalan, "es dañina para las mujeres y las niñas en todo el mundo".

Respecto a los exámenes a los que son sometidas las víctimas de violación, el organismo denuncia que "pueden causar daños adicionales al reproducir la agresión sexual, haciendo que la víctima reviva la experiencia y vuelva a sufrir el trauma".

De esta manera, se condenanan "estos exámenes ginecológicos" que "quebrantan los derechos de las mujeres y las niñas". "Muchas mujeres sufren ansiedad, depresión y estrés post traumático tras la prueba. En casos extremos, las mujeres y niñas llegan a suicidarse o a ser asesinadas en nombre del 'hono'", denuncian.

Nulo valor científico

Los exámenes de virginidad pretenden controlar el cuerpo y la sexualidad femenina "Los exámenes de virginidad pretenden controlar el cuerpo y la sexualidad femenina"

El nulo valor científico de estas prácticas así como sus efectos novicos sobre las mujeres son as principales razones para acabar con estas pruebas. Así, la Organización Mundial de la Salud, ONU Derechos Humanos y ONU Mujeres recomienda varias estrategias para eliminar esta práctica.

Piden a los Gobirnos que aprueben leyes que prohíban estos exámenes; reclaman a los profesionales de la salud y las asociaciones profesionales que nunca deben llevar a cabo o apoyar las pruebas de virginidad al no tener ningún mérito científico ya que no pueden determinar si ha habido penetración vaginal; y solicitan a las comunidades que se lancen campañas para romper mitos asociados a la virginidad y otras tradiciones que solo pretender controlar la sexualidad y el cuerpo de las mujeres y las niñas.

Artículos recomendados

Comentarios