Buscar
Usuario

Vida

La obsesión de la reina Letizia en Zarzuela: se siente vigilada y controlada

Salen a la luz detalles de cómo es la vida de Letizia Ortiz en la Zarzuela y cómo es su relación con el personal de la finca.

La obsesión de la reina Letizia en Zarzuela: se siente vigilada y controlada

Cuando naces siendo parte de la realeza, hay cosas que nunca te sorprenderán, como tener un escolta cada vez que sales a la calle o que tu casa sea custodiada por un gran equipo de militares. Sin embargo, para una persona que no ha vivido esa realidad desde pequeña, esta puede resultar bastante chocante. Este podría ser el caso de la reina Letizia, que a pesar de llevar muchos años viviendo este tipo de tratos, parece que no estaría del todo cómoda con esta excesiva vigilancia.

Según ha podido saber Los Replicantes en exclusiva por fuentes cercanas a la Casa Real, la estancia de Letizia Ortiz en la Zarzuela podría compararse más bien a "vivir en una cárcel de oro". La vida de la reina resulta bastante simple cuando no tiene ningún tipo de acto o viaje.Esta utiliza su coche para ir al gimnasio y volver a la vivienda familiar, pero para poco más.

En contra de la excesiva vigilancia

La reina Letizia se siente en una "La reina Letizia se siente en una "cárcel de oro" en la Zarzuela"

Según fuentes cercanas, una de las cosas que peor lleva Ortiz es la extrema vigilancia que vive día a día. Más de una vez le ha preguntado a algún Guardia Real si estaban controlando sus movimientos dentro del recinto de palacio. Además, la reina suele pedir explicaciones, e incluso se enfada, cuando alguien del personal toca alguna de sus cosas, como puede ser su coche. A pesar de que son muchos años ya los que lleva formando parte de la Familia Real, parece que Letizia sigue sin acostumbrarse a no tener la libertad y autonomía que tiene una persona de la calle.

Este podría ser el motivo por el que en muchas ocasiones no saluda a los guardias que controlan su acceso y salida a la Zarzuela: "No le gusta que haya alguien vigilándola o controlándola por lo que algunos Guardias Reales se esconden", afirma una fuente cercana a la Casa Real, justificando así su falta de relación con el personal de seguridad. También afirma que su día a día es "bastante aburrido" y que quizás por eso da demasiada importancia a su espacio personal, pudiendo llegar a parecer que esta "un poco desquiciada".

Estricta en su dieta y ejercicios

Son muchos los que afirman que su día a día en la Zarzuela se resume en ir de casa al gimnasio, y viceversa. Resulta evidente que la Reina Letizia cuida su cuerpo y su alimentación. Esta es muy madrugadora, se levanta a las siete de la mañana y suele aprovechar para correr a través de los jardines de la Zarzuela. También dispone de un entrenador personal que la acompaña siempre que no tiene ningún tipo de acto.

Estos entrenamientos los complementa con prestigiosas dietas realizadas por el doctor Perricone, que también ha trabajado para otras celebridades como Gwyneth Paltrow o Kate Moss. La monarca toma muchas proteínas magras, pescado azul y huevos, que ayudan a la recuperación del músculo. También toma una gran cantidad de verduras en este plan nutritivo, estas provienen de agricultura ecológica, orgánica o biológica. Como una buena chica fit no toma azúcares procesados, ni grasas saturadas. Además es abstemia, por lo que no bebe alcohol, aunque a veces si que toma alguna cerveza artesanal o sidra.

Artículos recomendados

Comentarios