Buscar
Usuario

Noticias

Enseña su pene de 25 cm en mitad de una tienda porque creían que había robado un zapato

Los empleados de un establecimiento acusaron a Steve Whitehurst de haber escondido un artículo en su entrepierna: decidió mostrarlo todo sin tapujo.

Enseña su pene de 25 cm en mitad de una tienda porque creían que había robado un zapato

"Acabo de vivir la experiencia más loca de mi vida". Esas son las palabras que acierta a decir Steve Whitehurst, un hombre británico de 47 años al que su pene de 25 centímetros acaba de jugar una mala pasada.

La polémica llegó cuando Steve se dirigió a la tienda Scotts, en Sotke-on-Trent, con el objetivo de comprar algo de ropa en compañía de su novia Mandy Shenton. Allí se gastó nada menos que 400 libras (449,33 euros) en varias camisetas y sudaderas, según relata el diario británico The Sun.

Todo iba bien hasta que una empleada se acercó a él y le preguntó qué estaba escondiendo en su entrepierna: "Empezó a discutir conmigo. No me dejaba irme", ha asegurado Steve.

Imagen de la tienda donde se produjo el altercado | Google Maps "Imagen de la tienda donde se produjo el altercado | Google Maps"

La empleada creía que estaba siendo víctima de un robo y que Steve había escondido en el paquete algún producto como una zapatilla. Y, evidentemente, la cosa se marcaba demasiado: "Yo no paraba de decirle que era mi pene", continuó.

En mitad de la tienda

Las acusaciones continuaban mientras que los empleados le pedían a Scott que sacase a relucir aquello que se había escondido entre pierna y pierna. El hombre no se lo pensó dos veces.

"Ese día llevaba unos pantalones muy ajustados y había un bulto, sí, pero le dije que eso no era ilegal. No puedo remediar la manera de la que estoy hecho. Así que me bajé los pantalones delante de todo el mundo y le dije: '¿Ves? No tengo nada que ocultar", ha recordado.

Scott fue acusado de robo injustamente "Scott fue acusado de robo injustamente"

Aún mostrando su pene, la empleada llamó a un agente de seguridad y se llevó a Steve a un cuarto privado. Allí le desnudó al completo para certificar que, efectivamente, no se había llevado nada: "El operario sacudió la cabeza y salió a hablar con la mujer. La escuché decir: 'Por favor, dime que llevaba algo', a lo que él respondió de manera negativa".

Steve ha mostrado su rechazo ante la situación que acaba de vivir, que califica como "muy humillante y desagradable". Algunas de las personas que se encontraban en el local aseguran que Steve se comportó de una forma un tanto "agresiva" y que estaba "probándose muchos artículos", lo que había despertado la sospecha de los vigilantes. Finalmente, Steve ha puesto una queja ante las autoridades de consumo por el trato que recibió por parte del personal de la tienda y el centro comercial.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados