Buscar
Usuario

Noticias

Obispo dice que la homosexualidad se transmite al feto cuando la madre embarazada practica sexo anal

Los derechos LGTBI han mejorado desde la entrada de Chipre a la Unión Europea, aunque los ortodoxos ejercen una gran presión ante la opinión pública.

Obispo dice que la homosexualidad se transmite al feto cuando la madre embarazada practica sexo anal

Ni se puede curar ni se transmite de ninguna manera ni supone el fin del mundo. Aún así, hay quienes se empeñan en defender absurdas teorías, como la de este obispo de la iglesia ortodoxa en Chipre, quien afirma que las mujeres embarazadas que practican sexo anal tendrían la culpa de la homosexualidad de sus hijos en caso de inclinarse sexualmente hacia personas de su mismo sexo.

Por estas palabras, Neophytos, titular del Santo Obispado de la localidad chipriota de Morphou, ha desatado la polémica tras conocerse sus desafortunadas declaraciones en un vídeo compartido por Accept, colectivo griego que defiende los derechos LGTBI, bajo el irónico título "¿Cómo se crea una lesbiana?".

Los comentarios del religioso se recogieron tras un sermón que proclamó en la localidad de Akaki, en el que declaró que se trata de "un problema que generalmente los padres transmiten al niño", haciendo mención a San Porfirio, un monje que habría lanzado esta "reflexion" hace siglos.

Durante su intervención ante los feligreses, tampoco dudó en culpar a la madre. Según él, la homosexualidad nace tras una relación "anormal" del hombre con la mujer embarazada, en referencia a la práctica de sexo anal. Al parecer, el hecho de que una mujer disfrute de esta experiencia sexual sería un problema para el obispo, pues afirma que el placer es el causante del origen de la homosexualidad, que es transmitida al feto. 

La posición de la iglesia

El aluvión de críticas (u alguna ue otra broma a base de meme), no se ha hecho esperar. A través de Twitter, los usuarios no se han callado y han hecho llegar sus pareceres al propio prelado, que tampoco ha dudado en responder ante los ataques afirmando que representa los pensamientos de "la iglesia ortodoxa y los santos".

Por otro lado, desde 1998, Chipre ha contemplado la homosexualidad de manera legal dentro de sus fronteras, del mismo modo que la ley permite que dos personas del mismo sexo se unan a través de una unión civil desde 2015, valga la redundancia, aunque el matrimonio está aún desregularizado y a día de hoy, la Constitución aún no lo contempla. Esta situación es especialmente delicada debido a la posición tan conservadora de la Iglesia Ortodoxa, que tiene una gran influencia entre la sociedad del país. Sin embargo, los avances son una realidad su inclusión a la Unión Europea trajo consecuencias positivas para la comunidad LGTBI en la isla mediterránea, ya que el Gobierno tuvo que aprobar leyes a favor del colectivo. 

La primera celebración de las fiestas del Orgullo LGTBI tuvieron lugar en 2014 "La primera celebración de las fiestas del Orgullo LGTBI tuvieron lugar en 2014"

Una encuesta realizada hace algunas semanas por el diario británico Parikaki, dedicado a la comunidad griega en la isla, determinó la reticencia que existe entre los chipriotas ante la comunidad LGTBI, pues tres de cada cuatro personas del colectivo aseguran que la sociedad del país es "discriminatoria y poco acogedora", algo que corroboraron con personas que se identificaban como heterosexuales, cuyo resultado fue del 53%. 

Artículos recomendados

Comentarios