Buscar
Usuario

Noticias

Notifican la muerte por coronavirus de una anciana, celebran el entierro y aparece viva 10 días después

La mujer, de 85 años, fue dada por muerta por coronavirus cuando en realidad la fallecida era su compañera de habitación.

Notifican la muerte por coronavirus de una anciana, celebran el entierro y aparece viva 10 días después Notifican la muerte por coronavirus de una anciana, celebran el entierro y aparece viva 10 días después

Foto: Shutterstock

Resulta difícil de creer, pero ha sucedido. Si Jesucristo resucitó al tercer día, una anciana de Galicia lo ha hecho al décimo dejando a todos estupefactos. No es para menos, y es que la familia de la señora incluso celebró su entierro para despedirla. La sorpresa ha sido mayúscula.

Es la historia de Rogelia, una mujer de 85 años que usuaria de la residencia San Bartolomeu de Xove, en Lugo. El pasado 28 de diciembre contrajo el coronavirus, por lo que al día siguiente, junto a otros diez compañeros, fue trasladada a otro geriátrico, Os Gozos de Pereiro de Aguiar, en Orense. Allí, la Fundación San Rosendo, que gestiona ambos centros gallegos, tiene una planta aislada donde trasladan a los contagiados de Covid para poder atenderlos cumpliendo las medidas.

El día 13 de enero, el centro notificó a la familia que Rogelia había muerto a causa de complicaciones derivadas de la Covid-19. El entierro se celebró al día siguiente, pero los protocolos de la pandemia obligaron a que el ataúd permaneciese cerrado, por lo que los familiares no llegaron a ver el cuerpo sin vida de Rogelia... y es que no era ella.

Diez días después del entierro, Rogelia, que seguía en el centro de Ourense, dio negativo en la prueba PCR, por lo que la trasladaron a su residencia habitual de Lugo, donde también se encuentra su marido, que estaba asumiendo la reciente pérdida de su esposa cuando de pronto regresó con vida.

Error de indentificación

Tras superar el coronavirus, Rogelia volvió a su residencia cuando toda su familia la daba por muerta "Tras superar el coronavirus, Rogelia volvió a su residencia cuando toda su familia la daba por muerta"

Todo el malentendido de trató de "un error de identificación", según ha explicado la Fundación San Rosendo. Al parecer, durante el traslado del grupo de ancianos de una residencia a otra, se cambiaron los archivos de dos de las ancianas que compartían habitación: Rogelia y Conchita. Fue la segunda la que falleció por coronavirus, pero por el error de identificación, dieron por muerta a la primera.

Inmediatamente la Fundación informó del error a la familia de Rogelia lamentado "profundamente el incidente". Hicieron lo mismo con los seres queridos de Conchita, la fallecida, para que pudieran despedirse de ella.

La entiedad quiere remarcar que esto ha sido un "error puntual y aislado", aunque admite los hechos con "humildad". Para tratar de que no se vuelvan a repetir, la Fundación San Rosendo "ha reforzado las medidas de control y seguimiento de los usuarios que se trasladen de una residencia a otra". "A pesar de la gravedad de estos hechos, que no tienen precedente, la Fundación quiere transmitir a las familias un mensaje de tranquilidad y confianza. Este es un hecho puntual, de entre los más de 100 traslados que se han realizado desde el pasado mes de diciembre a Os Gozos", zanjan en el comunicado.,

Artículos recomendados

4 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados