Buscar
Usuario

Vida

'Los niños también pueden ser princesas': un proyecto tan bonito como necesario

Una fotógrafa inicia un proyecto para que los niños que así lo deseen se conviertan en una princesa de cuento Disney.

'Los niños también pueden ser princesas': un proyecto tan bonito como necesario

Kitty Wolf, fotógrafa de profesión, no pensaba que su proyecto iba a ganar tanta relevancia y viralidad y, de hecho, ella así lo expresó en su cuenta de Facebook: "¡Bueno, este proyecto se ha vuelto muy viral!". Una acción en la que realiza sesiones de fotos con niños vestidos de princesas Disney. "¡Los chicos también pueden ser princesas!", expresaba.

La fotógrafa explica que ella se "vestía como un personaje de princesa" y visitaba a "los niños en sus fiestas de cumpleaños". En una fiesta de cumpleaños a la que fue a trabajar, un niño adoraba tanto a 'Frozen' que "iba vestido como Elsa". "Estaba loco por tener una verdadera princesa en su fiesta y se divirtió todo el tiempo", relata Wolf.

El germen de ese proyecto titulado 'Los niños también pueden ser princesas' ('Boys Can Be Princesses Too') también surgió por una experiencia que marcó profundamente a la fotógrafa, cuando asistió a una actuación de preescolar y observó a dos niñas burlándose de un niño por comportarse o fingir ser una princesa de Disney. Su reacción fue decirles "que todos podemos ser lo que queramos ser cuando jugamos", narra Kitty.

Un proyecto necesario

Hubo otro hecho que inspiró a Wolf y fue el anuncio de Gillette y la masculinidad tóxica. Un comercial que plasmaba nuevos modelos de masculinidad y que fue atacado por los sectores más conservadores. Esto la ayudó a decir que en su empresa también quería dar otro tipo de mensaje. "¿Qué tipo de mensaje quiero enviar? Y lo vi claro: niños como princesas (...) Así que lo hice", expresa la fotógrafa. Como ella esperaba, su proyecto también generó muchos comentarios negativos: "Me han llamado todo tipo de cosas horribles, me han culpado de la eventual caída de la sociedad, recibí algunas amenazas", dice Kitty.

Las reacciones y comentarios negativos no echaron para atrás a la fotógrafa y, de hecho, le animó aún más. Se dio cuenta de "cuánto se necesita" proyectos de este tipo. Eso sí, está más alegre por las muchas personas que "muestran su apoyo a estos niños y sus padres", explica Kitty a la web Parents. Ya ha hecho varias sesiones de fotos y está siendo todo un éxito.

Artículos recomendados

Comentarios