Gillette denuncia la 'masculinidad tóxica' y estalla la polémica

Gillette denuncia la 'masculinidad tóxica' y estalla la polémica

La nueva campaña publicitaria de Gillette sobre la masculinidad tóxica se convierte en un debate acalorado más allá de las redes sociales.

El último anuncio de Gillette, en el que pretende romper con el estereotipo de comportamiento masculino, ha saltado a la palestra mediática. En él, la enseña pretende denunciar los patrones de la denominada 'masculinidad tóxica' bajo el lema: "Lo mejor que los hombres pueden ser". Sin embargo, esta campaña ha encontrado la crítica más feroz por parte de asociaciones de defensa de los derechos de los hombres y medios de derechas.

El lema de esta nueva campaña de publicidad juega con el eslogan utilizado por Gillette durante 30 años. En el anuncio, que pretende mostrar la masculinidad tóxica, se pueden ver imágenes de: el movimiento #MeToo y los escándalos de Hollywood, el sexismo en películas y anuncios, peleas entre niños al grito de "¡así son los chicos!" o el acoso sufrido por mujeres en el trabajo o en la calle, entre otras. "La intimidación, el movimiento #MeToo contra el acoso sexual, la masculinidad tóxica, ¿Es esto lo mejor que un hombre puede conseguir?", dice la voz en off del anuncio.

Gillette no es la primera compañía que toma partido por este tipo de causas y manifiesta sus principios. Esto implica que muchos de sus usuarios hayan considerado este tipo de acciones como controvertidas. Un caso significativo fue el de Nike, cuya campaña protagonizada por el jugador de la NFL Colin Kaepernick, llegando hasta la Casa Blanca, terminase cosechando todo tipo de comentarios.

Viralidad, polémica y controversia

La viralidad y polémica de este nuevo anuncio de Gillette no saltaría hasta su publicación en Twitter el lunes. The New American, un medio estadounidense vinculado a la extrema derecha, atacó duramente la campaña porque consideran que "refleja muchas suposiciones falsas". Paul Joseph Watson, un youtuber y figura de la derecha conservadora, acusó a la marca de insinuar que sus clientes son "posibles abusadores sexuales y criminales".

Piers Morgan, el presentador británico y conservador, decía en su cuenta de Twitter: "He usado cuchillas Gillette durante toda mi vida adulta, pero esta chorrada de postureo ético y corrección política puede que me haga decantarme por una compañía menos dispuesta a alimentar el actual y patético asalto global contra la masculinidad".

En la otra cara de la opinión, se encuentra Cenk Uygur, un periodista de corte progresista, que decía: "Los conservadores a veces son trogloditas muy cerrados de mente. Gillette les pide a los hombres que sean mejores y los conservadores saltan y gritan '¡no!'. Felicitaciones, quédate atrás y nunca mejores. Parece una fórmula ganadora".

Más de 2,5 millones de reproducciones

El anuncio ya tiene más de 2,5 millones de reproducciones y cosecha más de 227 mil 'No me gusta' en el canal de YouTube de Gillette. En él. como parte positiva, los hombres intervienen en la pelea entre los dos niños y otros que actúan cuando otro dice comentarios inapropiados a las mujeres por la calle. "Creemos en lo mejor de los hombres: decir lo correcto, actuar de la manera correcta [...] Porque los niños que miran hoy serán los hombres del mañana", relata la voz en off.

La marca escribió en su sitio web: "A partir de hoy, nos comprometemos a desafiar activamente los estereotipos y las expectativas de lo que significa ser un hombre en todas partes donde se ve a Gillette: en los anuncios que publicamos, las imágenes que publicamos en las redes sociales, las palabras que elegimos y mucho más". Esta también se ha comprometido a donar un millón de dólares durante tres años a organizaciones sin ánimo de lucro con programas diseñados para inspirar, educar y ayudar a los hombres de todas las edades a lograr convertirse en modelos para la próxima generación".

El anuncio fue dirigido por Kim Gehrig, y creado por la agencia de producción Somesuch, fue también objeto de las críticas. Ezra Levant, un tertuliano político canadiense conservador, dijo sobre esto: "Un anuncio de afeitado escrito por feministas de cabello rosado es tan efectivo como un anuncio de tampones escrito por hombres de mediana edad".

Un debate acalorado

Sin embargo, son muchas voces tanto anónimas como reputadas que están dando su opinión sobre un anuncio que está levantando ampollas y que, de alguna manera, echa leña al fuego, como se puede comprobar en todas las redes sociales y el propio tablón de comentarios en el canal de YouTube de Gillette.

Muchos usuarios, hombres la gran mayoría, han amenazado con tirar todos los productos de la marca, llamando al boicot. Se podía leer esto en Twitter: "Estoy investigando todos los productos fabricados por Procter & Gamble, tirando los que tengo a la basura, y no volveré a comprarlos hasta que todos los implicados en el anuncio sean despedidos y la compañía emita una disculpa pública".

Algunos ejemplos más sobre el debate que ha suscitado:

Una polémica que, sin duda, ha generado todo tipo de comentarios en una época de auge de la extrema derecha y el movimiento #MeToo a favor de los derechos de las mujeres.

Comentarios