Un niño de 11 años roba el coche de sus padres después de jugar al GTA

Un niño de 11 años roba el coche de sus padres después de jugar al GTA

Este tipo de acciones evidencian la poca supervisión de los padres a la hora de comprar videojuegos que, claramente, ejercen una gran influencia en los más pequeños.

Juegos María Pérez García María Pérez García 30 Noviembre 2016 14:06

Cuantas veces habremos soñado siendo niños que conducíamos un vehículo. Para nuestra desgracia la experiencia más similar que podíamos tener a manejar un auto era montar en los coches de choque. Ahora, sin embargo, los videojuegos ofrecen una amplia posibilidad de opciones para realizar en la realidad virtual, entre ellas conducir un coche. El juego más popular en cuanto a ese tema es, sin duda, el 'Grand Theft Auto' (GTA), en el que puedes correr aventuras de diferente índole montado en tu vehículo. 

El problema es que muchas veces la realidad supera a la ficción y a este niño de Canadá el videojuego se le quedó corto. Según informa Toronto Sun, la policía de la ciudad detenía a un joven por superar los límites de velocidad establecidos. Sin embargo, para su sorpresa, cuando fueron a comprobar quien era el conductor se encontraron a un niño de 11 años. 

Los agentes se quedaron estupefactos al comprobar que el menor había robado el coche de sus padres y que había estado conduciendo por la ciudad en busca de aventuras (menos mal que no le dio por robar un helicóptero, otras de las opciones del juego). "Terminé mi partido en Grand Theft Auto en casa y quería saber cómo era conducir un coche como en el juego" ese fue el alegato del menor, según el agente de policía Kerry Schmidt. 

Este tipo de juegos incluyen acciones violentas que pueden influir en los niños "Este tipo de juegos incluyen acciones violentas que pueden influir en los niños"

La historia ha quedado en una simple anécdota, pero tal y como informa el agente los padres aún estaban en la cama por lo que "podría haber ocurrido una tragedia terrible". 

Este tipo de sucesos evidencian la influencia que llegan a ejercer los videojuegos en los usuarios, sobre todo en los más pequeños. Lo malo es que no podemos echar la culpa a los juegos, ya que ellos no eligen quienes los compran, pero sí a los encargados de vigilar a los niños, que deberían de prestar más atención a los pasatiempos con los que se divierten los pequeños

Otras anécdotas que pudieron acabar en desgracia

Vendieron un videojuego con metanfetamina "Vendieron un videojuego con metanfetamina"

Un niño de once años y un videojuego volvían a causar sensación. Esta vez fue en Lousiana, donde un menor adquirió un videojuego que venía acompañado de un regalo 'especial', mentanfetamina

Afortunadamente, el pequeño no reparó en el extra que acompañaba al videojuego, pero si su padre, que acudió inmediatamente a la tienda para poner una reclamación y pedir explicaciones. 

El director de Relaciones Públicas del comercio en cuestión, GameStop, salió en defensa de la franquicia, argumentando: "Nuestras políticas explican que todos los juegos usados vendidos por clientes son comprobados uno por uno para pasar los controles de calidad. Los juegos que provienen de otras tiendas en diferentes localizaciones no requiere inspección alguna", según informa Defconplay

Comentarios