Nicolas Sarkozy, detenido por presunta financiación ilegal en la campaña electoral de 2007

Nicolas Sarkozy, detenido por presunta financiación ilegal en la campaña electoral de 2007

Está acusado de haber recibido dinero libio para sufragar los gastos de las presidenciales de 2007, las cuales ganó.

Nicolas Sarkozy permanece bajo custodia policial en Nanterre acusado de financiación irregular en la campaña electoral para las presidenciales de 2007, donde se alzó como presidente de la República Francesa. 

Sarkozy ha sido retenido en el marco de la investigación de una presunta financiación por parte de la Libia de Muamar el Gadafi, noticia que publicó en primicia Mediapart en 2012 y que podría terminar, seis años después, con el expresidente en el banquillo. Y es que, como señala Le Monde, la detención del expresidente durante las próximas 48 horas podría significar que los jueces tienen suficientes pruebas contra él para inculparlo

Sarkozy permanecerá un máximo de 48 horas en las dependencias policiales de Nanterre "Sarkozy permanecerá un máximo de 48 horas en las dependencias policiales de Nanterre"

Una investigación complicada

Desde que en abril de 2012 Mediapart sacara la exclusiva de las relaciones entre Gadafi y Sarkozy, la justicia francesa estuvo pendiente de las novedades del caso. Sin embargo, no se decidió abrir una investigación hasta 2013, una vez el responsable de los servicios militares libios confirmó el pago ante la fiscalía.

El proceso se aceleró en 2016, cuando Ziad Takkiedine, un empresario franco-libanés, aseguró en una entrevista a Mediapart que había "transportado (...) un total de cinco millones de euros" introducidos en valijas entre noviembre de 2006 y principios de 2007. El dinero provenía del jefe de los servicios secretos de Libia, uno de los hombres de confianza de Gadafi por aquel entonces. 

Para efectuar los pagos, Takkiedine realizó tres viajes. En los dos primeros, llevó alrededor de dos millones de euros en las valijas, las cuales entregó el propio empresario a Claude Gueánt en su despacho, mano derecha de Sarkozy y por aquel entonces ministro de Interior. 

El expresidente niega los hechos y los atribuye a un ensañamiento contra él "El expresidente niega los hechos y los atribuye a un ensañamiento contra él"

En el tercer viaje, Takkiedine, según su versión, entregó las valijas en el ministerio, en una habitación en la que se encontraba Nicolas Sarkozy

Una agenda del exministro de Petróleo de Libia, que falleció en extrañas circunstancias en 2012, en la que vienen por escrito los pagos al político conservador francés, es la última prueba que ha obtenido la Justicia para efectuar la orden de detención. Será la primera vez que Sarkozy comparezca acusado de financiación ilegal desde el inicio de la investigación. 

Francia y España, salpicadas por la financiación irregular

¿Y en España, qué? La detención de Sarkozy en el marco de sus presuntas irregularidades en la campaña de 2007 nos recuerda inconscientemente a los juicios contra el Partido Popular por supuestos casos de financiación ilegal a lo largo de todo el territorio.

De hecho, la Púnica incluye el cierre de campaña de los populares madrileños en las elecciones autonómicas y municipales de ese mismo año, además de los pagos valorados en 13 millones de euros a la empresa Waiter Music entre 2007 y 2010. Y esta misma mañana, Cristina Cifuentes acudirá a la comisión de investigación para defenderse de las acusaciones de Francisco Granados que la situaban como una de las cabecillas de la trama.

Rajoy y Sarkozy se han dejado ver juntos en varias ocasiones en restaurantes de Madrid y París "Rajoy y Sarkozy se han dejado ver juntos en varias ocasiones en restaurantes de Madrid y París"

En la Comunitat Valenciana de Francisco Camps, las sospechas por financiación ilícitadurante esos años también se encuentran en un momento clave. Sin embargo, los principales líderes de esa época en Madrid y Valencia todavía no han caído, a pesar de que el margen de maniobra es cada vez menor. 

En el caso del presidente del Gobierno, quien mantiene una buena relación con Sarkozy, declaró como testigo y no como imputado en la trama Gürtel, de la que salió totalmente ileso. Tampoco parece haberle afectado su presencia como 'M. Rajoy' en los papeles de Bárcenas, ni ser el máximo mandatario del PP en todos los procesos abiertos que venimos contando. 

El Código Penal español recoge en el artículo 304 que la financiación irregular de los partidos políticos está penado con multas del triplo al quíntuplo de su valor y entre seis meses y cuatro años de cárcel. Solo falta que alguien lo cumpla. 

Comentarios