Buscar
Usuario

Política

¿Pedro Sánchez va a agotar la legislatura? Qué implica el aviso de sus socios parlamentarios

El bloque que aupó a Pedro Sánchez a La Moncloa se resquebraja con la última prórroga del estado de alarma y el giro hacia el centro de Ciudadanos.

¿Pedro Sánchez va a agotar la legislatura? Qué implica el aviso de sus socios parlamentarios

Pedro Sánchez saca adelante la prórroga del estado de alarma, pero los dolores de cabeza que se prevén en los próximos meses son arduos. El frágil sostén parlamentario en el que se asienta su Gobierno se puede ver completamente dinamitado por la pandemia y por un cúmulo de factores en contra: las elecciones en Cataluña y el País Vasco (que endurecerán el tono de los nacionalistas) o el giro hacia el centro que vive Ciudadanos, que amenaza con dinamitar el bloque de la moción de censura por el momento tan polarizado que vive España.

Pero también la intervención del sector duro de ERC, dirigido por personas como Marta Vilalta o también desde el exterior Marta Rovira, que apuestan por la confrontación con el Estado y que intentan doblegar a Oriol Junqueras, a quien veladamente acusan de favorecer al Gobierno por su situación judicial. En contra, se encuentra un sector más pactista con Joan Tardá y también Gabriel Rufián, aunque este último votará lo que diga la ejecutiva de su partido.

Rufián y Marta Rovira representan las dos almas de ERC "Rufián y Marta Rovira representan las dos almas de ERC"

Todo ello se suma al voto en contra de Compromís a la prórroga del estado de alarma y a las advertencias del líder de Más País, Íñigo Errejón, que en una entrevista con LaSexta ha avisado: "Empieza a desvanecerse el bloque de la investidura", ha afirmado.

Y también de los nacionalistas gallegos del BNG, que votarán también en contra. "Estamos llevándonos por delante, quizás irremediablemente, el espíritu de la legislatura", ha advertido Gabriel Rufián.

'Estamos llevándonos por delante, quizás irremediablemente, el espíritu de la legislatura', ha advertido Rufián

Las relaciones entre el Gobierno y ERC se han agrietado durante la última votación del estado de alarma. También, los republicanos necesitan exhibir un perfil duro, sobre todo cuando el PNV puede mostrar todo lo que ha conseguido con una postura de diálogo con el Gobierno, entre otros aspectos, con una desescalada diferenciada respecto al Estado.

El cambio de escenario y la crisis que se avecina urgirán la aprobación de unos nuevos presupuestos cuanto antes para adaptarse a la realidad que llega tras la pandemia. Y, para ello, el bloque que aupó a Sánchez debería mostrarse sólido, algo que ahora parece complicado.

El papel de Ciudadanos y la larga lista de condicionantes para agotar la legislatura

A pesar de que Pedro Sánchez aparenta sentirse más cómodo con Ciudadanos que con ERC, sobre todo porque garantiza estabilidad a la hora de afrontar la cuestión territorial, los números salen con los socios de la moción de censura y el PSOE depende de ellos.

Cuesta considerar que Ciudadanos sea capaz de ejercer como socio prioritario aunque haya intenciones, sobre todo con Unidas Podemos en el Gobierno, aunque sí podría colaborar a la hora de cumplir con Bruselas en las futuras condiciones que probablemente se impondrán sobre España si se torna necesario cualquier tipo de rescate (en un país que entra en crisis con una deuda superior al 100% del PIB y con uno de sus principales motores económicos, el turismo -y casi todo el sector servicios- en profunda crisis).

El cambio de Ciudadanos podría permitir aumentar la capacidad de reacción del Gobierno, pero amenaza el bloque de la moción de censura en un contexto tan polarizado como el actual "El cambio de Ciudadanos podría permitir aumentar la capacidad de reacción del Gobierno, pero amenaza el bloque de la moción de censura en un contexto tan polarizado como el actual"

No se antoja una legislatura fácil para el Gobierno, como tampoco lo hacía al inicio, pero ahora surge una necesidad de mirar a derecha e izquierda que puede dinamitar, efectivamente, el bloque que aupó a Pedro Sánchez a La Moncloa.

Todo depende ahora de muchos factores: cómo será la recuperación económica, hasta dónde llegarán los efectos de la crisis, cómo conseguirá Ciudadanos huir de la política de bloques que le situó en el eje de PP y VOX, hasta dónde estará dispuesto a ceder cada socio del Gobierno, qué mano exhibirán Sánchez e Iglesias para conjugar recortes con el apoyo parlamentario que necesitan, cómo se afrontará la cuestión territorial... son demasiados condicionantes que alejan la posibilidad de que el Gobierno, como poco, pueda agotar la actual legislatura.

Artículos recomendados

Comentarios