Un musulmán reparte "abrazos de amor y paz" en La Rambla

Un musulmán reparte "abrazos de amor y paz" en La Rambla

El hombre porta un cartel "Soy musulmán, no terrorista" en cinco idiomas y provoca lágrimas entre los transeúntes.

El atentado de Barcelona ha dejado tristeza, daño y mucho odio. Después de los ataques numerosas cuentas en redes sociales lanzaron mensajes contra el colectivo musulmán. A ello se sumaron pintadas, destrozos en locales e incluso se registraron insultos y ataques a varias personas en diferentes ciudades del país.

La creciente islamofobia fomentada por la extrema derecha ha hecho que los musulmanes que residen en España salgan a la calle y condenen los ataques. Mensajes como "Soy musulmán, no terrorista" o "El dolor es común" llenaban pancartas durante las manifestaciones de esta semana en La Rambla.

Pero no solo se marchó en esta arteria de la ciudad condal. El pasado día 20, un hombre apareció en el centro de La Rambla con un cartel: "Soy musulmán, no terrorista y reparto abrazos de amor y paz". Simbolizando las distintas nacionalidades de las víctimas, el cartel estaba escrito en varios idiomas:inglés, francés, árabe, castellano y catalán.

Abrazos como símbolo de paz "Abrazos como símbolo de paz"

Cientos de personas acudieron a abrazar al desconocido, niños, adultos y ancianos conmovidos por un hombre inocente, que pedía perdónpor el daño que se le atribuye al colectivo religioso erróneamente.

Ya hay algún escéptico que ha calificado el gesto de imitación. Es cierto que en otras ciudades como París o Manchester algunos musulmanes también repartieron abrazos en nombre de la paz, pero eso no quita importancia al gesto.

Este hombre ha reunido el valor de plantarse en el corazón de los ataques, declararse musulmán y pedir perdón siendo inocente, en unos días en los que ver un mensaje en árabe o encontrarse con alguien que dice secundar el islam ya quita a algunos el aliento.  

#StopIslamofobia

Durante la noche del 23 de agosto, Estado Islámico dinfundió un vídeo oficial contra "los españoles, cristianos de la inquisición". La sola comparación de los españoles con esta institución represiva de la Edad Media provoca incredulidad.

Parece una broma, ¿verdad? Pues igual que no todos los españoles somos cristianos, y mucho menos inquisidores, no todos los musulmanes son terroristas. El planteamiento también funciona a la inversa. 

4 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados