Una mujer apalea a su acosador en plena calle

Una mujer apalea a su acosador en plena calle

Se trata de una representación teatral que ha viralizado para criminalizar el acoso que las mujeres soportan a diario en plena calle.

Noticias Xose Llosa Xose Llosa 13 Noviembre 2017 18:29

El acoso sexual es algo que las mujeres padecen en cada instante en cada esquina del planeta. En plena calle, y a cualquier hora del día, las mujeres deben soportar miradas, piropos, insinuaciones, comentarios, y en ocasiones muestras de abuso todavía más agresivas.

Sin embargo, la mejor forma de terminar con ello es una respuesta seria y contundente (a poder ser, evitando siempre la violencia). Ese ha sido el camino que ha tomado la mujer del vídeo que acompaña este artículo: una víctima de acoso, sin dudarlo, decide cortar con la situación de manera tajante, a golpes. Sin medias tintas.

Los hechos han sucedido en la ciudad Ribeirão Preto de Brasil. Como se puede apreciar, una mujer tumba a su acosador en el suelo y le pisa el pecho mientras grita a los viandantes en pleno día la conducta que el hombre estaba realizando. A continuación la mujer se quita la camisa y le grita: "¡¿Son pechos lo que quieres?!", mientras le golpea en la cara.

Esta muestra de respuesta por parte de una mujer a una situación de acoso es una representación teatral que se ha viralizado en redes. Muchos de los usuarios han aplaudido que con su gesto ayuda a poner en relevancia la situación que millones de mujeres soportan a diario. El vídeo ha dado la vuelta al mundo en pocas horas.

El caso de la holandesa Noa Jansma

Un caso real y en esta misma dirección es el de la holandesa Noa Jansma. Harta de que la acosaran en plena calle, Noa decidió posar en un selfie con cada uno de sus acosadores urbanos y colgarlo en redes durante un mes.

La conducta de acoso a las mujeres en plena calle está tan socialmente aceptada, que los acosadores ni siquiera son conscientes, en muchos casos, de la gravedad de los actos que están desarrollando.

Para muestra, la pose sonriente de la mayoría de ellos en las fotos publicadas en el  Instagram de Noa Jansma, halagados porque la chica que acababan de increpar decidiese hacerse un selfie con ellos.

Los sonrientes acosadores de Noa Jansma "Los sonrientes acosadores de Noa Jansma"

Otro buen exponente de mentalidad retrógrada respecto a este tema lo protagonizó Mario Vaquerizo hace pocos días. El televisivo personaje declaró en una aparición: "Estoy harto de lo políticamente correcto. Los acosos están muy mal, pero también está muy mal consentir ese acoso (...) El acosador, a la cárcel; y la que se deja acosar, tonta es por no haberlo cortado". A continuación, desde múltiples foros se criticó con dureza el papel de Vaquerizo.

Apenas un par de ejemplos muy recientes y muy sonoros, que muestran lo evidente de una sociedad que discrimina sistemática e impunemente de las mujeres en todo ámbito. Por este motivo, se hace necesario implementar con urgencia una cultura del respecto. Vídeos como el protagonizado por este grupo teatral de Ribeirão Preto dan la sonoridad necesaria a estos casos para señalar conductas inadmisibles.

Comentarios